Historia

El movimiento obrero francés hasta la Revolución de 1848

La burguesía francesa no podía tolerar la existencia de organizaciones obreras porque consideraba que iban contra la libertad de empresa y de contrato, ya que podían presionar para establecer mejores salarios, además de otras reivindicaciones laborales colectivas. La asociación de obreros estuvo considerada como un complot. En Francia fue famosa, en este sentido, la Ley Le Chapelier, promulgada el 14 de junio de 1791, por la que se establecía la libertad de empresa en Francia, aboliendo los gremios existentes. Se trató del triunfo del liberalismo económico y del individualismo, y no sólo por la abolición de uno de los pilares del sistema productivo del Antiguo Régimen, sino, porque, también prohibía que los empresarios, comerciantes, obreros o artesanos pudieran asociarse y establecer normas comunes. Este aspecto es importante porque se aplicaría contra los intentos de asociación de los trabajadores a partir de entonces. Esta prohibición fue recogida, además, en el Código Penal francés. La ley no fue derogada hasta el año 1864.

Leer más ...

El fracaso de la democracia en Europa central y oriental en los años veinte y treinta

En los años veinte y comienzo de los treinta la democracia sufrió un serio retroceso en muchos países europeos y se establecieron sistemas autoritarios, dictatoriales o totalitarios, fruto de la combinación de las crisis económicas y sociales postbélica y de 1929, que incidieron sobre Estados con estructuras e instituciones políticas no muy estables o consolidadas, junto con el miedo de las élites y de la burguesía a que cundiera el ejemplo ruso. La opción autoritaria y/o totalitaria se convirtió en una tentación a la que no pudieron resistirse las clases medias. En este trabajo haremos un repaso a la situación en la Europa central y oriental, aunque también se establecieran regímenes dictatoriales y totalitarios en la Europa meridional: Italia, España y Portugal, resaltando, como es bien sabido, que el segundo de los países mencionados superó la dictadura para implantar una de las democracias más avanzadas de la época, ahogada en sangre a partir de 1936.

Leer más ...

La insurrección polaca de 1863

La revolución de 1830 se había saldado con un gran fracaso para los polacos, generando una dura represión y emprendiéndose un intenso programa de rusificación. El zar Nicolás I cerró las escuelas y prohibió el idioma polaco. Muchos polacos marcharon al exilio iniciando campañas propagandísticas contra los rusos entre la opinión pública occidental, especialmente en Francia.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS