La intensa lucha de Ángeles López de Ayala

Historia

Ángeles López de Ayala ha sido una de las protagonistas más destacadas en la lucha por los derechos de la mujer en la historia contemporánea de España, a caballo entre el siglo XIX y el XX. Intentemos acercarnos a una figura, sin lugar a dudas, fascinante.

López de Ayala nació en Sevilla en 1858, aunque en algunas biografías aparece que nació dos años antes. Por circunstancias familiares ingresó en un convento en Marchena pero al descubrir que no tenía vocación religiosa abandonó la vida de novicia y decidió emprender una vida independiente. Tenía escasamente diecisiete años cuando terminó una larga novela titulada El triunfo de la virtud. En esa época comenzó a colaborar en distintas publicaciones periódicas. Pasó a residir en Madrid y se casó. Allí escribió, Los terremotos de Andalucía o Justicia de Dios. También se distinguió por sus críticas a la institución monárquica, lo que le valió un arresto. El matrimonio residió en Santander, pero tuvo que abandonar su casa porque sufrió un grave atentado, ya que su casa fue quemada.

Su trabajo y lucha se desarrollarán, sin lugar a dudas, en Barcelona, ciudad donde fue a vivir en 1888. Su pensamiento aunaba ideas republicanas y librepensadoras. Dedicó más de treinta años a la causa de la emancipación de las mujeres sin descanso, en sus obras literarias, en la prensa y promoviendo organizaciones, grupos y sociedades. Entre 1890 y 1920 organizó o participó en cuantas iniciativas, acciones y manifestaciones feministas se dieron en Barcelona.

Ángeles creó una escuela laica nocturna. En el año 1892 promovió la Sociedad Autónoma de Mujeres de Barcelona, la primera organización claramente feminista en España, junto con la anarquista Teresa Claramunt y la espiritista Amelia Domingo. En 1898 fundó y dirigió la Sociedad Progresiva Femenina. Creó y colaboró en distintas publicaciones feministas, republicanas y progresistas, como El Progreso, El Gladiador, órgano de la Sociedad Progresiva, El Libertador y El Gladiador del Librepensamiento.

Nuestra protagonista consideraba que la emancipación de la mujer pasaba por dos luchas, una contra el dominio de la Iglesia y otra contra la supremacía masculina. La labor periodística le valió no pocos disgustos con las autoridades, ya que fue detenida y encarcelada en varias ocasiones. También creó una compañía de teatro y un orfeón. López de Ayala perteneció a la masonería. Fue secretaria de la logia Constancia. En la segunda mitad de la década de los noventa publicó Abismos, una novela histórica, y Justicia. Nuestra protagonista tiene el honor de ser la impulsora de la primera manifestación feminista en España y que tuvo lugar en Barcelona el día 10 de julio de 1910, bajo la bandera de la emancipación de la mujer, el librepensamiento y la república. La manifestación contó con la estrecha colaboración de los radicales de Lerroux. Se hizo en defensa de la política laica promovida por Canalejas y que había encontrado fuerte oposición de la Iglesia y de los sectores católicos más conservadores. Se manifestaron unas cinco mil mujeres y se entregó al gobernador civil un documento, firmado por más de veinte mil personas, recordando que las mujeres podían ser católicas pero no clericales, en alusión a las damas madrileñas que se habían arrogado la representación de las mujeres españolas.

En la época final de su vida se dedicó con ahínco a tareas humanitarias. Creó El Nivel Rojo, una especie de Cruz Roja laica e independiente. Ayudó también en la Escuela de Sordomudos. Sin lugar a dudas, siempre estuvo inspirada por un intenso espíritu humanista en todo lo que hizo y emprendió.

Ángeles López de Ayala murió en Barcelona en el año 1926.

(4 votos)
Visto 444 veces