Gabriel Alomar o el nacionalismo catalán obrerista

Historia

Gabriel Alomar i Vilallonga es un personaje fundamental en la historia del nacionalismo catalán desde posiciones obreristas y socialistas. Nació en Palma de Mallorca en 1873, aunque pasó a estudiar a la Universidad de Barcelona, licenciándose en Filosofía y Letras en el año 1896.

Alomar entró de lleno en el mundo cultural y político nacionalista catalán desde fines del siglo XIX. Fue uno de los creadores e ideólogos de El Poble Catalá, diario republicano que salió en mayo de 1906 como órgano del Centre Nacionalista Republicà, que dirigía Jaume Carner. En el periódico publicará unos importantes artículos donde intentó modernizar el catalanismo frente a su inicial tendencia tradicionalista y rural. Alomar abogaba por un nacionalismo urbano. En 1910 dio un paso más y planteó en Negacions i afirmacions del catalanisme, la necesidad de un catalanismo de signo obrero, frente al nacionalismo de la Lliga, muy conservador y propio de la burguesía catalana. Alomar hizo un esfuerzo por aproximar socialismo y nacionalismo. En ese momento inició un acercamiento a la Federación Socialista Catalana. Pero la Federación era marcadamente anti-catalanista, al ser fiel a la doctrina clásica socialista de asociar nacionalismo con burguesía, y por el temor a que si el catalanismo se introducía en la clase obrera las reivindicaciones genuinamente socialistas pasarían a un segundo plano frente a las nacionalistas. La respuesta socialista al puente que intentaba tender Alomar fue muy negativa. Es significativo lo que opinaba el propio Pablo Iglesias cuando se puso en contacto con el líder socialista catalán Josep Comaposada sobre las pretensiones del político mallorquín. El padre del socialismo español no ponía reparos a que Gabriel Alomar se afiliase a la Federación, pero consideraba que debía aprender mejor lo que era el socialismo.

Alomar terminó por vincularse al republicanismo catalanista de izquierdas. En 1916 colaboró en la creación del Bloc Republicà Autonomista y, al año siguiente, en la fundación del Partit Republicà Català. En 1923 estaría en la creación de la Unió Socialista de Catalunya, formación en la que llegaría ser presidente.

Pero en tiempos de la Dictadura de Primo de Rivera regresó a Mallorca y se fue alejando de la política catalana. En 1931 fue diputado en las Cortes Constituyentes por la Unió Socialista de Catalunya, pero dejaría este compromiso, pasando a ser nombrado embajador en Roma en 1933 hasta 1934. En la Guerra Civil representó diplomáticamente a la República en Egipto, donde se quedaría a vivir hasta su muerte acaecida en 1941.

Sobre nuestro protagonista: A. Serra, Gabriel Alomar, L’homestedat difícil, Mallorca, 1984; I Molas, “El liberalisme democratic de Gabriel Alomar”, en Recerques, n. 23, Barcelona, 1990. También es muy importante consultar el artículo que se le dedica en el Diccionari D’Història de Catalunya, dirigido por Jesús Mestre i Campi, Barcelona, 1992. Por fin, hemos consultado el volumen correspondiente de la Historia del Socialismo Español (II), escrito por Josep Mestre, y dirigido por Tuñón de Lara, 1989, para la parte de la relación de Alomar con el PSOE catalán.

(2 votos)
Visto 99 veces

Más en esta categoría:

« Dinamita “La Federación” »