Interrogantes sobre el conservadurismo en España

Política

Hace unos meses me remitieron un cuestionario desde el ámbito universitario ruso sobre el conservadurismo en Occidente, para que diera mis opiniones al respecto, lo que me obligó a refrescar mis ideas, planteamientos y reflexiones. En este artículo quisiera plantearles un ejercicio parecido, dada mi vocación pedagógica, unida a la política. Pero no les voy a explicar nada ni hacer muchos comentarios. Pretendo lanzarles una serie de preguntas, basadas un poco en dicho cuestionario, con algunas aportaciones más personales, para que reflexionemos sobre el conservadurismo en nuestro país de cara a las próximas elecciones, ya que, según los augures de las encuestas vencerá la derecha, o más bien, las derechas, aunque todo está por ver, y no es descartable una sorpresa. Algunas de los interrogantes son más generales, para encuadrar el conservadurismo en el contexto internacional.

Comenzamos intentando contestar a las características generales del conservadurismo europeo. ¿Es diferente al que se dio en décadas pasadas, por ejemplo, en la época de la reconstrucción económica de los cincuenta y con el desarrollo de los sesenta?, ¿se nutre del conservadurismo que surge o resurge con la crisis de los setenta y explota en los ochenta?, ¿qué factores pueden hacer que el conservadurismo español sea peculiar? Es evidente que en este caso prima la específica historia inmediata de nuestro país, harto diferente a la de gran parte de sus vecinos occidentales.

Los valores postindustriales o postmodernos occidentales han trastocado todo. ¿Cómo ha reaccionado el conservadurismo ante estos cambios? Nos referimos a las cuestiones medioambientales, al multiculturalismo, y al papel de las minorías, especialmente las referidas a la sexualidad. ¿Cómo han impactado en la ideología conservadora y cómo han podido variar la forma en que los conservadores hacen política? ¿Hay un conservadurismo general occidental, es decir, hay rasgos comunes en todos o casi todos los países de este ámbito, o hay muchas diferencias que nos permiten hablar de varios conservadurismos en función de factores nacionales? ¿Se mantiene el tradicionalismo en las sociedades occidentales? Nos referimos al conservadurismo más clásico, al paleoconservadurismo del que se habla en Estados Unidos, caracterizado por la preservación o resistencia a los cambios. O, por el contrario, ¿tiene más fuerza un conservadurismo que mira más hacia el futuro y que aspira a que en la agenda política de los estados se preserven esos valores tradicionales. Por fin, ¿qué prima más en España o, es válida esta división de tendencias?

La cuestión religiosa suele estar asociada al conservadurismo. Pero, ¿sigue primando el factor religioso en las nuevas tendencias conservadoras?

La opinión general sostiene que la interacción y rivalidad entre conservadores y otras fuerzas políticas, inicialmente las liberales y, posteriormente, las socialistas o socialdemócratas, ha desembocado en unos valores comunes que constituyen la esencia de la democracia liberal-democrática o, una especie de “centro vital”, percibido por los occidentales como el pilar de la estabilidad de su sistema político. Pero, ¿realmente todos en España estarían de acuerdo con estas afirmaciones, especialmente para nuestro caso?. Y, lo que parece más importante. Si aceptamos lo anteriormente expuesto, ¿sigue siendo válido ahora o está afectado por la crisis general que padecemos? Nos acercamos a las cuestiones socioeconómicas. ¿Cómo definiríamos la doctrina o ideología conservadora en estas materias?, ¿qué idea predomina sobre el Estado del Bienestar? La integración europea, ¿agranda o reduce las diferencias de los conservadores con otras fuerzas políticas en esta materia? En realidad, esta pregunta tiene mucho que ver también con la socialdemocracia.

En relación con el fenómeno de la inmigración, ¿qué discurso tiene el conservadurismo occidental y, en concreto, el español?, ¿será un elemento que tenga importancia en la campaña electoral?

¿Qué importancia tienen la familia y la sexualidad para los conservadores actuales en España?, ¿cómo afronta el conservadurismo la existencia de otros modelos familiares?, ¿en qué manera estos asuntos alteran o varían las divisiones en las sociedades occidentales, y en nuestro país? En política internacional, ¿podríamos definir las líneas del conservadurismo occidental, y español o no hay grandes diferencias con respecto a las otras fuerzas políticas de la izquierda? Muchas gracias por haberme permitido ser en esta ocasión un poco más profesor que político, y espero haber contribuido a la reflexión y el debate sobre lo que hoy entendemos por conservadurismo.

(8 votos)
Visto 810 veces
Etiquetado como :