Josep Negre

Historia

Josep Negre (1875-1939) fue tipógrafo y un destacado dirigente obrero anarquista. Negre se destacó por su capacidad organizativa sindical, inspirándose en el modelo sindical revolucionario francés, además de un intenso escritor en distintas publicaciones anarquistas. Estuvo al frente de la Solidaridad Obrera. En 1908 lo podemos ver en las polémicas con los lerrouxistas, y en la huelga contra el periódico oficial de los radicales, El Progreso. El conflicto duró nueve meses. En 1909 participó en el Comité de Huelga en el momento de la Semana Trágica.

Participó en el Congreso de 1910 donde habló de la necesidad de crear una nueva organización obrera, estando, por lo tanto, en la creación de la CNT, siendo su primer secretario general. En agosto de ese mismo año fue elegido vicepresidente de la Sección de Obreros Ferroviarios de la Región Catalana. Negre no pertenecía por su profesión a este ramo, pero se le nombró para evitar las represalias contra los ferroviarios.

Entre 1910 y 1911 participó en varios mítines en Barcelona y París. A raíz de la huelga general en solidaridad con los mineros vascos sería detenido en 1911. Al salir de la cárcel fue muy activo, desde la secretaría general y otras responsabilidades, en la vida de la CNT en Barcelona. En 1913 participó en el Congreso Sindicalista Internacional de Londres. Esos años fueron complicados para los anarcosindicalistas porque la CNT estaba prohibida. En este sentido, en 1914 formó parte de la Comisión clandestina de Barcelona que luchaba para reorganizar la CNT. Cuando la Central fue legalizada de nuevo fue elegido secretario general. En tiempos de la Gran Guerra dirigió la publicación Solidaridad Obrera, pero tuvo serios conflictos con otros líderes, como Salvador Seguí o Manuel Buenacasa, entre otros, porque le acusaron de germanófilo y de tener relaciones con Alemania a través de la representación diplomática en España. Estas acusaciones hicieron fuerte mella en Negre que abandonó la primera línea cenetista. En 1917 volvió a colaborar con Solidaridad Obrera, y al año siguiente regresó a la actividad en apoyo de la CNT. A raíz de la represión desatada por la huelga de la Canadiense fue detenido y encarcelado en el puerto de Barcelona.

Cuando se produjo el golpe del 18 de julio de 1936 solicitó el reingreso en la CNT, y se dedicó a colaborar en distintas campañas de propaganda. Pudo salir de España al terminar la guerra, pero encontró la muerte muy pronto, en la nochebuena de 1939 en el campo de Argelers. Entre sus obras podemos citar, ¿Qué es el sindicalismo? de 1919, y Recuerdos de un viejo militante (1936).

Es imprescindible la consulta de la Enciclopedia Histórica del Anarquismo Español de Miguel Íñiguez, (2008).

(5 votos)
Visto 309 veces