Los socialistas de Carabanchel Bajo en 1930

Historia

En la historia del socialismo de la localidad madrileña de Carabanchel Bajo el año 1930 es importante porque en julio se inauguró el nuevo local del Centro Obrero para dar cobijo a las Sociedad de Oficios Varios, las Juventudes Socialistas y la Agrupación Socialista.

Se da la circunstancia que Carabanchel Bajo experimentó un fortísimo crecimiento demográfico en las primeras décadas del siglo XX, aún más que el que tuvo su vecino Carabanchel Alto. La causa fue la llegada de inmigrantes, por lo que ambas localidades cambiaron ya antes de la proclamación de la República su carácter rural por otro más industrial. Carabanchel Bajo llegó ya a unirse espacialmente, que no administrativamente, con Madrid gracias a un verdadero boom de construcciones sin mucha ordenación ni control, generando un problema grave de servicios. Este fue el contexto de la inauguración, un hecho que, además de suponer un hito, como hemos señalado, nos permite acercarnos a la labor socialista ante estos profundos cambios y problemas.

Efectivamente, en el acto de la inauguración el discurso de Domingo Marrón, fundamental sindicalista y socialista de Carabanchel Bajo en aquel momento (presidente de la Sociedad de Oficios Varios de la UGT de dicha localidad, y secretario de la Agrupación Socialista desde la segunda mitad de la década de los veinte), es sumamente interesante porque aporta información sobre la actuación en el Ayuntamiento. Hizo una crítica sobre las arbitrariedades cometidas por el Consistorio en tiempos de la Dictadura en relación con un empréstito que había sido una ruina. En todo caso, los socialistas habían conseguido que se destinara una partida económica para las escuelas. Los socialistas querían, además, la unión con Madrid porque consideraban que era la mejor forma para arreglar los graves problemas de urbanización e higiene pública de Carabanchel Bajo, porque el presupuesto municipal de 800.000 pesetas era, a todas luces, insuficiente.

El acto continuó con la intervención del simpatizante doctor Faustino Barrera, que habló de la importancia de Pablo Iglesias y Jaime Vera, además de explicar las graves plagas que azotaban a las clases humildes, fruto de la falta de nutrición causada por el sistema capitalista, algo que se podría remediar con el triunfo del Partido Socialista.

Terminó el acto con el discurso del ugetista Enrique Santiago donde trató muchos temas: la crítica a los que habían dividido el movimiento obrero de los cerilleros, sobre la campaña de infamias contra los socialistas, y acerca de la actitud ante la Dictadura.

Podemos consultar el número 6.678 de El Socialista, el Diccionario Biográfico del Socialismo Español para completar nuestro conocimiento sobre los socialistas de esta localidad. En relación con la historia de los Carabancheles, hay varios trabajos: José María Sánchez Molledo, “Carabanchel un distrito con historia”; y del mismo autor con otros, “Recuerdos de Carabanchel”, entre otros.

(1 Voto)
Visto 145 veces