El análisis de Sánchez-Rivera de la justicia en relación con el trabajo en abril de 1931

Historia

Juan Sánchez-Rivera de la Lastra (1897-1962) fue un abogado y periodista, que ingresó en el PSOE en los años veinte, aunque en 1933 abandonó el socialismo por el Partido Republicano Radical Socialista, y según Saborit gozó de una buena posición en tiempos de la dictadura franquista. En todo caso, recuperamos su análisis sobre la situación de la justicia en relación con el trabajo en el momento de la proclamación de la República, defendiendo un cambio.

 

Sánchez-Rivera publicó un artículo a los pocos días de la proclamación del nuevo régimen sobre el Tribunal Industrial de Madrid. Se dirigía al nuevo ministro de Justicia, Fernando de los Ríos, con una solicitud, que, al parecer ya había hecho antes a sus predecesores, pero sin éxito.

El problema era que el Tribunal Industrial de Madrid tramitaba muy lentamente los juicios por accidentes o pago de salarios, en detrimento de los accidentados, viudas y huérfanos. Hasta hacía un año se tardaba entre seis y siete meses en señalarse la fecha de los juicios desde que se presentaba la demanda, aunque habían mejorado un poco el plazo, ya que en ese momento en el que escribía se había rebajado de entre tres y cuatro meses. En todo caso, era mucho tiempo, repercutiendo en los hogares obreros.

Para Sánchez-Rivera era insuficiente que Madrid tuviera un solo Tribunal Industrial, dado el alto número de juicios que se acumulaban. Desde su creación, veinte años atrás, la población obrera se había multiplicado, cuadriplicándose el número de juicios. El autor se quejaba de que el régimen anterior había tenido en el olvido esta cuestión, no se había preocupado por la justicia, y menos por la que afectaba a los trabajadores. Para Sánchez-Rivera crear un segundo Tribunal no supondría un gran gasto, y lo intentó demostrar presentando un presupuesto.

Si se seguía con un solo Tribunal se estaba condenando a morir de hambre a muchas familias afectadas por accidentes de trabajo de alguno de sus componentes. Ningún hogar humilde podía aguantar tres o cuatro meses sin ingresos. Era muy urgente solucionar esta cuestión para que los juicios durasen entre quince días y un mes como plazo máximo. Y solamente bastaba un decreto del ministro. Sánchez-Rivera terminaba citando, nada más y nada menos, a Jaurès sobre el derecho a la justicia de los más humildes.

Hemos consultado el número 6925 de El Socialista, de 19 de abril de 1931.

Sobre el autor podemos acudir al imprescindible Diccionario Biográfico del Socialismo Español.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido