España y la abolición de la esclavitud: unas viejas reflexiones de actualidad

Historia

Hace unos años el historiador Manuel Lucena Salmoral en el número 103 de la revista La Aventura de la Historia, que lleva por título: "El silencio español el bicentenario de la abolición del tráfico esclavista inglés". En este artículo queremos hacer algunas reflexiones a propósito del mismo.

 

El artículo se publicó a propósito de la abolición de la esclavitud por parte de Inglaterra y sobre el silencio de nuestro país en relación con esta efeméride (1807-2007). Curiosamente, algunas de estas reflexiones tienen actualidad a raíz de la polémica sobre la conquista y colonización de América. Estas son nuestras reflexiones a partir de frases del historiador:

1. "La conocida obsesión española de olvidarse de su Historia, porque se cree que genera odios y enfrentamientos que se consideran ya olvidados, resultando poco elegante hablar de ellos". Esta cuestión es aplicable, como bien sabemos, a más episodios y etapas de la historia española. Al parecer, habría que aparcar del debate todas las etapas o fenómenos históricos que puedan generar polémica. El problema sería, ¿qué etapa o hecho no es polémico en la Historia?

2. "La creencia errónea de que España no participó en el negocio de venta de esclavos..." Como bien sabemos eso es una mentira monumental, y como dice Lucena, fruto de ese conjunto de mentiras que se lanzan para que los españoles poco conocedores de su Historia sean convencidos y puedan estar tranquilos. En el caso de la historia de América se ha repetido siempre lo buenísimos que fueron los españoles con los indígenas y que en el caso de los esclavos negros casi ni se participó. Eso era tarea de portugueses, ingleses o franceses. Pero no es cierto, España intervino en ese tráfico. El historiador se explaya en el famoso derecho de asiento entre Inglaterra y el rey Felipe V, repartiéndose los beneficios de la trata. En la Historia de España, como en todas las historias de los demás países, hay páginas oscuras, tenebrosas y horrorosas. ¿O es que los españoles del pasado, fueron mejores que los franceses, ingleses, rusos o norteamericanos? Ese supuesto "quijotismo", fruto de la historiografía más conservadora y hasta reaccionaria, es una de las mayores falacias que han sufrido varias generaciones de escolares en sus libros de Historia. Esto es aplicable a las guerras de Flandes, y otras cuestiones. Los "malos" son los otros, para justificar la grandeza eterna de la patria. Además de ser esta idea un anacronismo, no es verdad. En la Historia de España hay hechos de todo tipo como en el resto de países.

3. "La tradicional incomodidad de tener que pedir perdón por algo, prefiriendo la más cómoda de no reconocer jamás que se hizo mal". Esta frase del historiador es contundente. En estos tiempos estamos viendo que los sectores más conservadores justifican la conquista y colonización de América obviando la indudable parte violenta de ambos procesos, negándose no ya a la petición del perdón, sino a asumir esos aspectos tan duros.

Por último, estoy de acuerdo, una vez más, con este maestro de historiadores, cuando dice que España podría reparar su deuda histórica a través de los inmigrantes que vienen de ese sur, donde tanta esclavitud hubo y sigue habiendo

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido