El ataque a la jornada de ocho horas en Portugal (1922)

Publicado en Historia

Fue obra del primer ministro socialista en un gobierno portugués, es decir de Augusto Días da Silva, personaje al que dedicamos un artículo monográfico, que se sacara adelante una ley sobre las ocho horas en el país vecino. Pues bien, como en otros lugares, esta conquista fue cuestionada por parte de los empresarios. Y el ataque se encubrió a través de la propia legalidad, es decir, con el Reglamento que desarrollaba la Ley, como informaba el corresponsal de El Socialista en Portugal, el también socialista Fernandes Alves, en agosto de 1922.

Leer más..

La jornada de ocho horas en Uruguay (1915)

Publicado en Historia

Al final de la primavera uruguaya, en el final de nuestro otoño, del año 1915 el Senado de Uruguay aprobó definitivamente la ley de las ocho horas, que hacía tres años había aprobado, al respecto, la Cámara de los Diputados. En su 106 aniversario recordamos aquella disposición, una fundamental conquista social.

Leer más..

El problema del cumplimiento de la jornada de ocho horas en Ávila en los años veinte

Publicado en Historia

En varias ocasiones nos hemos hecho eco de las dificultades para que se cumpliera la reforma sobre el establecimiento de la jornada laboral de las ocho horas, así como de la necesidad de emprender un estudio monográfico al respecto. Hubo determinados sectores, como los del ámbito comercial, donde hubo muchos problemas, pero también en el mundo rural. En esta nueva ocasión nos acercamos al caso de la provincia de Ávila en el otoño de 1922.

Leer más..

Una reflexión de Marcelino Domingo a partir de la jornada de las ocho horas

Publicado en Historia

Aprobada la jornada de las ocho horas en España, siguió habiendo polémica sobre la misma, luchas y conflictos para que se implantara en todos los sectores porque se presentaron incumplimientos, y se intentaron plantear excepciones en algunos sectores. Quizás está por hacer la historia de la jornada de las ocho horas en España después de haberse implantado. Pues bien, en este contexto, acudimos al republicano Marcelino Domingo que, en las páginas de El Socialista, en el verano de 1921 expuso las razones de empresarios y obreros en relación con la jornada de ocho horas, que nos aporta información sobre que planteamientos había entre ambos sectores de la mano de este destacado político español de izquierdas, maestro, y que luego sería el primer ministro de Instrucción Pública de la República, aportando su propia interpretación. El tema central de la cuestión tratada en este artículo no pasaba por el análisis de las consecuencias económicas o laborales de la implantación de la jornada de ocho horas, sino en relación con el tiempo del no trabajo, con la parte aquella del ocio de la clásica división de ocho horas para el trabajo, ocho para el descanso y ocho para el ocio.

Leer más..

Francisco Sanchís y el supuesto fin de la jornada laboral de ocho horas

Publicado en Historia

El destacado socialista valenciano Francisco Sanchís, fundador de la Agrupación Socialista de Valencia, concejal de dicha ciudad y diputado en Cortes, teorizó sobre el supuesto peligro que corría la jornada laboral de ocho horas a mediados de los años veinte. Recogemos sus ideas en este apunte. No fue el único socialista que trató de esta cuestión en aquel momento, ya que por esos días Luis Fernández publicaba también un artículo sobre esta materia en El Socialista.

Leer más..
Suscribirse a este RSS
Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido