El SEU

Historia

El Sindicato Español Universitario (SEU) comenzó a gestarse en octubre de 1933, aunque sus primeros estatutos no se aprobaron hasta abril del año siguiente. El Sindicato estaba estrechamente vinculado a Falange. Se organizó en delegados de curso que formaban una cámara de facultad o escuela. El conjunto de cámaras darían lugar a la cámara sindical provincial. La junta ejecutiva estaba integrada por los tres presidentes más antiguos de cámaras de facultad. En abril de 1935 se celebró su I Congreso Nacional.

 El SEU participó activamente en enfrentamientos con la FUE en la Universidad española. Cuando se formó el Frente Popular, los miembros del SEU intentaron crear un Frente Nacional Universitario pero la detención de José Antonio Primo de Rivera y de la Junta Política de Falange impidió que cuajara el proyecto.

En la guerra civil el SEU fue refundado por un Decreto de 21 de abril de 1937, por orden de Franco y que aprobó nuevos estatutos, vigentes hasta 1958. Cuando terminó la contienda se convirtió en el único sindicato estudiantil. En 1943 su afiliación se convirtió en obligatoria a raíz de la Ley de Ordenación Universitaria. El SEU buscaba seleccionar una élite de jóvenes políticos y profesionales, en consonancia con el objetivo de la Universidad franquista para nutrir y renovar los cuadros dirigentes del régimen. Pero este objetivo era el mismo que perseguía la Asociación Católica Nacional de Propagandistas y también el Opus Dei. Estas organizaciones vinculadas a la Iglesia terminaron por tener mucho más éxito en esta empresa, especialmente a medida que fue evolucionando el régimen, y se fue despojando de los elementos y parafernalias más vinculados con el fascismo.

En los años sesenta se vio, claramente, el desfase entre el SEU y la nueva realidad de los estudiantes, en plena efervescencia contra el régimen. Un decreto del 5 de abril de 1965 creó las Asociaciones Profesionales de Estudiantes (APE), que aunque integradas en el SEU, en realidad, venían a sustituirlo. En la Transición hubo intentos de sectores falangistas de reavivar, sin éxito, el SEU.

Etiquetado como :
Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido