Josep Bragulat

Publicado en Historia

Josep Bragulat fue un dirigente del movimiento obrero catalán de la época del Sexenio Democrático. Bragulat fue hilandero, y comenzó a participar en las asociaciones obreras del textil catalán a raíz de la Revolución de 1868. Al parecer, estuvo en las negociaciones de la huelga de las “15 semanas” del año 1871 en Vilanova i la Geltrú.

Leer más..

Las reivindicaciones de organizaciones obreras socialistas de Barcelona en 1898

Publicado en Historia

Un conjunto de colectividades obreras de Barcelona, reunidas el primero de mayo de 1898 en el Teatro de la Gran Vía de la capital catalana, acordaron solicitar la adopción de una serie de medidas en favor de la clase obrera, entre las que figuraban la revisión del Proceso de Montjüic, el servicio militar obligatorio, que los trabajadores mayores de 25 años tuvieran el derecho a ser concejales y diputados provinciales, como le tenían para ser diputados a Cortes, y que se votaran en la siguiente legislatura la legislación protectora del trabajo.

Leer más..

La situación de los dependientes de tocinerías en Barcelona hacia 1915

Publicado en Historia

El destacado socialista catalán Josep Comaposada, además de ejercer un evidente protagonismo en la Historia del socialismo en Cataluña y sus complejas vicisitudes, y de ser uno de los fundadores de la UGT, así como dirigir la Sociedad de Zapateros, no dejó ni un instante de informar de la situación social catalana entre finales del siglo XIX y los años veinte del siguiente siglo. Gracias a sus artículos, especialmente los que publicó periódicamente en El Socialista contamos con un material muy interesante que nos ayuda a completar nuestro conocimiento de la realidad de las clases trabajadoras en Cataluña en esa época.

Leer más..

El Papagayo en la prensa conservadora catalana

Publicado en Historia

El Papagayo fue un periódico en lengua castellana (con versos y notas satíricas en catalán), creado en Barcelona por Josep Nicasi Milá de la Roca, un personaje que formaba parte de una destacada familia entre el carlismo y el moderantismo. Milà de la Roca tuvo un evidente protagonismo mucho como periodista y político en el último período de las Regencias de Isabel II contra Espartero.

Leer más..

La huelga de los curtidores de Barcelona de 1886

Publicado en Historia

La huelga de los curtidores de Barcelona de 1886 estalló a consecuencia de la negativa de los patronos a aceptar una propuesta alternativa ante la crisis económica que plantearon los trabajadores. Al parecer, los curtidores habían propuesto a los fabricantes que se estableciesen turnos para evitar despidos por la falta de trabajo. Según El Socialista, que siguió de cerca el conflicto, los empresarios se negaron por una supuesta venganza ante el triunfo que habían conseguido anteriormente los trabajadores en relación con su salario. En consecuencia, los curtidores se negaron a trabajar hasta que no fuera aceptada su propuesta. El periódico obrero valoraba mucha esta actitud porque demostraba el poder de la solidaridad obrera. El conflicto se dilató durante unos dos meses.

Leer más..

La Juventud Socialista de Barcelona frente las Juventudes Radicales en 1913

Publicado en Historia

Son conocidas las conflictivas relaciones que los socialistas y los radicales tuvieron en distintos momentos de la Historia contemporánea, desde la creación del Partido Radical hasta el final de la Segunda Repúblcia, solamente un poco más distendidas al comienzo de la formación de la Conjunción Republicano-Socialista, pero poco más. Lerroux y su Partido Radical siempre pertenecieron al universo republicano que menos gustaba al PSOE. Los socialistas nunca se fiaron de los radicales, a los que acusaron, entre otras cosas, de demagogos, oportunistas, y al final, de constituir una fuerza conservadora más. En el caso catalán, además, estaba el problema de la ocupación del espacio político y social no catalanista.

Leer más..

La denuncia de Comaposada sobre la epidemia de tifus de Barcelona del otoño de 1914

Publicado en Historia

Barcelona padeció una gravísima epidemia de tifus en el otoño de 1914. En la capital catalana el tifus siempre estuvo presente, pero lo que era endémico se convirtió en una epidemia terrible en aquel momento en el que todo el mundo comentaba la suerte de la Gran Guerra recién comenzada, para dejar de hacerlo ante el altísimo número de víctimas de la enfermedad. La ciudad padecía graves deficiencias higiénicas, estaba llena de basura, y se criaban todo tipo de animales conviviendo con la población. Pero el principal problema era el del agua. La mayor parte de la población debía acudir a las fuentes, o a los baños públicos para el aseo personal, y a los lavaderos para lavar la ropa. Pero, además, las instalaciones de suministros eran muy antiguas, de la propia época romana. Para intentar solventar este problema estaría el proyecto de canalización del canal de Montcada hasta el Raval en 1825. En el siglo XX, los problemas no se habían solucionado, ni mucho menos. En el momento del estallido de la epidemia competían por el suministro del agua la SGAB, es decir, la Societat General d’Aigües de Barcelona, de capital belga, con la empresa municipal Aguas de Montcada.

Leer más..
Suscribirse a este RSS
Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido