El primero de mayo vallisoletano de 1931

Publicado en Historia

“¡Castellanos: uníos para el triunfo de la libertad y de la justicia!”

La celebración del Primero de Mayo de 1931 en Valladolid, la primera vez que fue fiesta oficial en España, contó con la presencia de Fernando de los Ríos, ministro del Gobierno Provisional y una de las figuras más sobresalientes del PSOE. Pero, además, iba acompañado por dos destacados miembros del Partido. En primer lugar, habría que citar a Manuel Albar Catalán, periodista y tipógrafo. Albar fue un personaje de primera magnitud en el socialismo aragonés, diputado por la provincia de Zaragoza, miembro del Comité Revolucionario de Madrid en 1934, director de El Socialista en la guerra y en el exilio, y miembro de la Comisión Ejecutiva del PSOE en el exilio. El segundo componente que estuvo en la capital castellana sería Remigio Cabello Toral, fundador de la Agrupación Socialista de Valladolid, y diputado por su ciudad.

Leer más..

El Primero de Mayo madrileño de 1900

Publicado en Historia

En este trabajo estudiamos el Primero de Mayo en la capital de España del año 1900. El Socialista publicó el 30 de marzo de 1900 una resolución del Comité Nacional del Partido Socialista, de 26 de marzo, firmada por Pablo Iglesias, como presidente, y Juan José Morato, como secretario, relativa a la celebración del Primero de Mayo de ese año, que refleja la posición socialista no sólo en relación con esta cuestión, sino también su estrategia política y social, por lo que merece nuestra atención. Los socialistas señalaban que, como se vivía en un régimen político dominado por los reaccionarios, los obreros no podían manifestarse en los espacios públicos, un derecho reservado solamente para los privilegiados o los partidos que representan sus intereses. Había que celebrar, por lo tanto, el Primero de Mayo en locales cerrados. En este sentido, conviene que hagamos un poco de Historia sobre lo ocurrido en la década final del siglo XIX.

Leer más..

Edo Fimmen y el primero de mayo de 1928

Publicado en Historia

El destacado sindicalista holandés Edo Fimmen (1881-1942) escribió un artículo en el periódico español El Socialista con motivo del primero de mayo de 1928. Interesa su análisis social y político porque constituye un material para profundizar en la opinión del movimiento obrero internacional en vísperas de la Gran Depresión.

Leer más..

El primero de mayo de 1891 en Zaragoza

Publicado en Historia

En este trabajo reseñamos la celebración del primero de mayo de 1891 en Zaragoza, a través de la crónica que se publicó en El Socialista. Interesa, además de por los datos que ofrece, por la visión socialista del mismo, en relación con la huelga general promovida por los anarquistas, y también con respecto a la represión desatada por parte de las autoridades.

Leer más..

El Primero de Mayo malagueño en sus inicios

Publicado en Historia

El primero de mayo de 1891 fue el segundo que se celebró, en un año en el que Antonio Cánovas del Castillo prohibió las manifestaciones públicas, teniéndose que optar por celebrar reuniones y mítines en locales cerrados. En este trabajo estudiamos el caso malagueño desde la perspectiva socialista, como recogió el número 270 del periódico El Socialista, y que, entre otras cosas, refleja el divorcio con los anarquistas en la estrategia de lucha obrera.

Leer más..

A trabajo igual, idéntico salario por Virginia González en el primero de mayo de 1919

Publicado en Historia

Como es sabido, Virginia González es una de las mujeres más importantes de la Historia del sindicalismo español en las primeras décadas del siglo XX. En distintos trabajos en Tribuna Feminista y en El Obrero nos estamos acercando a su conocimiento. En este nuevo artículo queremos glosar el artículo que publicó en El Socialista para el primero de mayo de 1919, y que llevaba por título:

Leer más..

Los socialistas de Barcelona y el primero de mayo de 1894 con la suspensión de las garantías constitucionales

Publicado en Historia

La significación del primero de mayo de 1894 en Barcelona radica en que las garantías constitucionales en la provincia se encontraban suspendidas, un hecho que tenía que dificultar que allí pudiera celebrarse. Si en noviembre de 1893 se había producido el atentado de la bomba del Liceu, en enero de 1894 tuvo lugar el atentado contra el gobernador civil. A pesar de ello, la Agrupación Socialista de Barcelona, siguiendo las indicaciones del Comité Nacional del Partido Socialista, se puso en marcha, consiguiendo la respuesta favorable de un conjunto amplio de Sociedades Obreras. Reunidos los representantes de la Agrupación y de las Sociedades Obreras se tomaron cuatro resoluciones. En primer lugar, no acudir al trabajo el 1º de mayo. En segundo lugar, ponerse en marcha para organizar mítines, ya que el Gobierno no iba autorizar la realización de una manifestación. En tercer lugar, había que redactar un manifiesto destinado a los trabajadores; y, por fin, efectuar gestiones para promover la movilización obrera.

Leer más..
Suscribirse a este RSS
Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido