Recordando a Mariano Cuadrado y su humanidad en la Guerra

Memoria histórica

Ante las gestiones que el Partido Popular y VOX están realizando para que el municipio madrileño de Torrelodones deje de contar con la plaza que lleva el nombre de su último alcalde de la República, el socialista Mariano Cuadrado Fuentes, que el día 15 de septiembre de 1939 sería fusilado, junto con otros representantes municipales de la Sierra Madrid, en las tapias del Cementerio de la Almudena de Madrid.

 

Mariano Cuadrado era natural de Saldaña, en la provincia de Palencia. Allí nació en abril de 1880. Se hizo maestro nacional y ejerció en su pueblo. Después fue trasladado a Villarejo de Salvanés, en el año 1930, pueblo del sureste de Madrid. Al año siguiente pasó a ejercer en Alcorcón. En dicha localidad estuvo en la formación de la Sociedad de Obreros Agricultores, que se puso en marcha al poco de proclamarse la República, ya que su constitución tiene fecha de 25 de mayo de 1931. Cuadrado fue miembro de la FETE, es decir, de la Federación de Enseñanza de la UGT. En 1932 comenzó a ejercer como maestro en la Escuela Nacional de Niños nº 1 de la localidad de Torrelodones, en el otro lado de la provincia de Madrid. Además, ingresaría en la Agrupación Socialista local. A raíz de la victoria del Frente Popular pasó a ser el alcalde de Torrelodones a partir de marzo de 1936.

Cuadrado se opuso a la sublevación militar, y pudo mantener el orden en la localidad para impedir desmanes y saqueos, así como el asesinato del conde de las Almenas, además de conseguir que se salvara la vida del obispo de Madrid que el 19 de julio se encontraba en la localidad. Pero, sobre todo, además de asegurar los suministros para la población, se distinguió en favor de los refugiados que llegaban ante el avance de las tropas sublevadas. Se calcula que por la pequeña localidad, que no llegaba a los cien habitantes, pudieron pasar unas cinco mil personas durante el conflicto. También dio cobijo a los milicianos y brigadistas que marchaban hacia la Sierra. Cuadrado tuvo que hacer un gran esfuerzo para poder acoger a este aluvión de refugiados. Para ello puso a disposición de los que llegaban las casas de campo y los hoteles de personas de Madrid que allí veraneaban. En la finca municipal “Las Marías” organizó unas colonias para un millar largo de niños de las localidades de la zona, y llegó a poner en marcha una Escuela de Verano. Cuadrado Fuentes tuvo problemas en plena guerra porque fue acusado de ser demasiado blando y por su política de orden y respeto a la legalidad. En ese contexto un miembro de la corporación municipal, al que el alcalde reclamaba que devolviera un dinero de los fondos municipales, le denunció. Por eso fue juzgado en 1937, siendo declarado inocente. Cuadrado, por lo demás, era muy querido por los vecinos. Al año siguiente fue de nuevo denunciado.

Cuando terminaba la guerra fue detenido el 27 de marzo de 1939. Se le internó en la Cárcel de los Carmelitas de El Escorial. Sufrió un Consejo de Guerra que le condenó a muerte.

Hemos empleado como fuentes el Diccionario Biográfico del Socialismo Español, el blog “La Escuela de la República”, y su biografía en la Sociedad Caminera del Real de Manzanares.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido