El conflicto del alumbrado público de Málaga en 1886

Historia

A mediados de septiembre de 1886 estalló un conflicto laboral que afectó al alumbrado público de Málaga. Su resolución fue un ejemplo de solidaridad obrera. Y para los socialistas tuvo un valor pedagógico.

 

Los fogoneros de la Fábrica de Gas de Málaga se negaron a trabajar cuando la Compañía les quitó los auxiliares que les ayudaban en su trabajo, además de despedir sin motivo alguno, al parecer, a dos de los suplentes antiguos.

El Ayuntamiento salió en ayuda de la empresa, facilitando trabajadores, pero mucho de ellos se negaron a reemplazar a los huelguistas. Los que sí se pusieron a trabajar no eran expertos, por lo que al final, hacia las diez de la noche la ciudad andaluza se quedó sin alumbrado público.

Este hecho determinante, y la solidaridad demostrada hizo ceder muy rápidamente a la Compañía, ya que se demostró que era muy difícil reemplazar a trabajadores expertos y la ciudad no podía permanecer a oscuras, por lo que consiguió que los huelguistas regresaran a su trabajo, dejando sin efecto el despido de los suplentes, y recuperando a los suplentes.

El Socialista quería destacar que se estaba ante un ejemplo de cómo la solidaridad entre los trabajadores llevaba al triunfo, aunque avisaba a los trabajadores malagueños que toda victoria obrera solía ir acompañada por represalias futuras por parte de la patronal con el fin de impedir que los obreros se organizasen. Por eso, animaba a que formasen una Sociedad de Resistencia.

Hemos trabajado con el número 30 de El Socialista, de 1 de octubre de 1886.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido