Indalecio Prieto y los funcionarios invidentes

Historia

En pleno proceso de aprobación de la Constitución, Indalecio Prieto planteó un proyecto de ley, breve, pero de hondo calado, y que tenía que ver con los funcionarios que se quedaban invidentes.

 

El proyecto tenía fecha del día 10 de diciembre de 1931.

Al parecer, el ministro Prieto había recibido instancias formuladas al Gobierno por parte del eminente oculista doctor Poyales. Debemos recordar que Francisco Poyales fue, efectivamente, un destacado oftalmólogo, que fue jefe del Servicio de Oftalmología de la Cruz Roja. Las instancias presentadas se referían al hecho de que cuando un funcionario público perdía la vista era jubilado por esta causa, con una evidente merma en sus retribuciones. La idea pasaba por que se le concediese al funcionario la retribución que legalmente estuviera percibiendo cuando estaba en activo.

El artículo único del proyecto planteaba que cuando un funcionario del Estado que por cualquier causa llegara a sufrir ceguera total sería jubilado con derechos pasivos equivalentes a la integridad del haber que por su función activa tuviese asignado en la fecha en la que se había producido el hecho que habría motivado que se le diese de baja en el escalafón.

Hemos consultado el proyecto en el número 7126 de El Socialista.

Etiquetado como :
Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido