La filosofía del socialismo, para Verdes Montenegro

Historia

José Verdes Montenegro y Montoro (1865-1939) fue un intenso intelectual, catedrático de Instituto de Psicología, Lógica, Ética y Derecho, que, además de su labor intelectual desarrollaría otra igualmente intensa en el seno del socialismo español, especialmente desde su afiliación en 1895. En el seno del PSOE se caracterizó por defender posturas que iban contracorriente en momentos clave. En este sentido, sería contrario a la formación de la Conjunción Republicano-Socialista, y también a la tendencia mayoritaria aliadófila del Partido en la Gran Guerra, defendiendo el neutralismo más estricto. En el Congreso de 1915 plantearía claramente sus posiciones. Posteriormente, sería partidario de la III Internacional, hecho que provocó que saliera del PSOE en 1921, aunque reingresaría en 1933.

Pues bien, Verdes Montenegro desarrolló una clara vocación pedagógica y divulgativa dentro del socialismo español con conferencias y publicaciones. En este artículo nos hacemos eco de una conferencia que organizó la Agrupación Socialista Madrileña a comienzos de diciembre de 1919, dentro de una de las habituales campañas de difusión de las ideas socialistas.

Para el conferenciante el socialismo no había nacido de forma arbitraria. En este sentido, Marx observó que todas las transformaciones que se habían producido en la historia en las sociedades obedecían a una transformación económica. Intentó explicar de forma pedagógica los fenómenos económicos, según la producción, el cambio y el consumo. Intentó demostrar, a su vez, que los instrumentos de trabajo eran propiedad de los que no tenían derecho a los mismos. Así pues, el hecho de que el obrero no fuera dueño del instrumento de trabajo le esclavizaba ante el que se apoderaba del mismo de forma arbitraria.

La solución pasaría por convertir a la producción en social, así como la propiedad y los instrumentos de trabajo.

Verdes Montenegro insistió mucho en la idea de que para que la acción fuera útil debía ir en la dirección del sentido de las cosas, según el pensamiento de Hegel cuando afirmaba que “la libertad consiste en la necesidad”, Ni en la Naturaleza ni en la sociedad se podía obrar llevando la acción más allá de la realidad de la sociedad y la Naturaleza. Si se iba en un sentido contrario de las cosas se fracasaría.

Hemos consultado el número 3766 de El Socialista y el Diccionario Biográfico del Socialismo Español. Las posturas de Verdes Montenegro pueden ser estudiadas en los capítulos correspondientes a la Conjunción y a la Gran Guerra en la monografía de Santos Juliá, Los socialistas en la política española, 1879-1982, publicada por Taurus en 1997. Dada la importancia de Verdes Montenegro en el marxismo se hace imprescindible acudir a dos trabajos en inglés: Paul Heywood, Marxism and the Failure of Organised Socialism in Spain, 1879-1936, publicado por Cambridge University Press en 1990, pero, anteriormente, estaría el libro de 1974 de la Stanford University Press, de Gerald H. Meaker, The Revolutionary Left in Spain, 1914-1923, que nos acerca más al período tratado en el artículo.

Por su parte, Manuel Ossorio y Bernard dedica una reseña a nuestro protagonista en su Ensayo de un catálogo de periodistas españoles del siglo XIX. Madrid, (1903), y que se puede consultar en la red.

Por su parte, es muy interesante el trabajo de Paul Aubert,”Intelectuales y obreros (1888-1939)”, en Cuadernos de Historia Moderna y Contemporánea (UCM), nº 30, págs. 127-154 porque, además de tratar de nuestro protagonista aborda la compleja entrada y desarrollo de los intelectuales en el seno del socialismo español (podemos consultar el trabajo en la red). Este mismo tema ya fue abordado, en parte, por Dolores Gómez Molleda, El socialismo español y los intelectuales: Cartas de líderes del movimiento obrero a Miguel de Unamuno, Salamanca, 1980.

También podemos acercarnos al trabajo de Jesús Rodríguez-Martín y otros, “Psicología social e intervención social en la obra de José Verdes Montenegro”, en la Revista de Historia de la Psicología (Universidad de Valencia), nº 25, págs. 31 y ss.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido