Pactos políticos en España: El Gobierno de concentración nacional de Maura

Publicado en Historia

Los Gobiernos de concentración nacional, después de la triple crisis de 1917, supusieron el último intento de regeneración del régimen político español de la Restauración, pero llegaban en un momento en lo que solamente era viable ya la ruptura con el mismo. En principio, se pretendía que liberales y conservadores abandonasen sus enfrentamientos, tanto entre ellos como en el seno de sus formaciones que, en realidad, eran más intensos o virulentos. Además, se apostó por introducir en los engranajes del poder a la burguesía catalana, representada por una Lliga Regionalista que había protagonizado el fallido intento de profunda reforma política de la Asamblea de Parlamentarios de Barcelona y que ahora veía con espanto el auge de la presión anarcosindicalista en Cataluña. Era la hora de participar en el Gobierno del Estado. Eran momentos en los que pesó más el alma burguesa que la catalanista.

Leer más..

Los socialistas y la llegada de Maura al Gobierno en 1907

Publicado en Historia

El Gobierno de Antonio Maura, entre 1907 y 1909, es conocido como el “Gobierno largo”, y de gran trascendencia en la Historia del reinado de Alfonso XIII por los intentos de reformismo conservador desde arriba y por su abrupto final a raíz de la Semana Trágica. Pero en este artículo nos interesa conocer la actitud de los socialistas cuando el político mallorquín llegó a éste su segundo Gobierno, especialmente, porque, en realidad lo que se hace es un análisis no tanto del turno político de la Restauración, sino de las formas de gobernar de liberales y conservadores, incidiendo en sus similitudes, y en sus consecuencias para los trabajadores.

Leer más..

Antonio Maura y la reforma de los Ayuntamientos

Publicado en Historia

Antonio Maura planteó la necesidad de reformar el poder local para conseguir tres objetivos: terminar con el caciquismo, moralizar la vida pública y descentralizar la administración para que fuera más eficaz. Consideraba que el poder de los caciques radicaba en el apoyo que recibían de las distintos poderes, incluido el local. Así pues, uno de los proyectos estrellas del denominado “gobierno largo” (1907-1909) fue el de la ley de Administración Local, presentada en el año 1907, y estaría en línea con su proyecto de “revolución desde arriba” para evitar la que procede desde “abajo”.

La reforma pretendía otorgar más atribuciones a los ayuntamientos en materia de educación, sanidad, obras públicas y orden público, acercando la administración a los ciudadanos. Pero este ambicioso objetivo no iba acompañado de una reforma paralela de las haciendas locales para que los ayuntamientos pudieran hacer frente a esas nuevas competencias asignadas, reforma que implicaba profundos cambios en el sistema tributario y que la oligarquía dominante no estaba muy dispuesta a asumir.

Leer más..
Suscribirse a este RSS
Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido