El deber de crear sociedades de resistencia a finales del siglo XIX

Publicado en Historia

El movimiento obrero de signo socialista planteaba la doble lucha, la política, asignada a los partidos obreros, y la sindical, liderada por las sociedades de resistencia u obreras. El socialismo español lo tenía muy claro como defendió en muchas ocasiones el propio Pablo Iglesias. El primer Congreso del PSOE, celebrado en el verano de 1888 en Barcelona, resolvió que el Partido Socialista debía fomentar en cuanto le fuera posible el movimiento de resistencia y apoyaría con todas sus fuerzas las batallas que librasen las organizaciones obreras con la patronal.

Leer más..

La esencia socialista (de clase) de las Sociedades de Resistencia

Publicado en Historia

Como ya hemos defendido en otros trabajos, el periódico El Socialista desarrolló una clara vocación pedagógica y formadora para los trabajadores, muy especialmente en sus primeros decenios de vida, aunque siempre lo mantuvo. En esta línea estudiamos lo que defendía el semanario en noviembre de 1907 sobre el espíritu socialista de las Sociedades de Resistencia, es decir de los sindicatos, haciendo al final una referencia al fracaso del republicanismo a la hora de formar Sociedades de Resistencia, dentro de la línea claramente obrerista del Partido, defendida a capa y espada por Pablo Iglesias, con el fin de demostrar que los trabajadores solamente alcanzarían su emancipación por sí mismos en los principios socialistas y no tutelados por los republicanos. En este trabajo no se aludía, en cambio, a los anarquistas, el otro “problema” socialista, ni tampoco a los sindicatos católicos.

Leer más..
Suscribirse a este RSS
Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido