Wenceslao Carrillo y la situación de los trabajadores en Almería a fines de 1919

Historia

Los informes de políticos y sindicalistas socialistas sobre la situación de la clase trabajadora y del movimiento obrero en distintas partes de la geografía española, y que se publicaron en las páginas de El Socialista a lo largo de su Historia constituyen una fuente muy interesante no solamente por la información que proporcionan, sino también por la opinión de sus autores, algunos de ellos figuras muy destacadas. En este trabajo nos acercamos al informe que escribió Wenceslao Carrillo, fundamental socialista, tanto en el PSOE como en la UGT, sobre la situación social en la provincia almeriense.

 

Carrillo fue encomendado por la UGT para la gira de propaganda que se organizó en 1919 por Andalucía. Recorrió gran parte de la provincia y dejó constancia del horror que le habían causado el caciquismo y de la miseria que encontró en diversas localidades de la sierra. Aludió concretamente a los casos de El Rascador, Bacares (Sierra de los Filabres) y Ohanes (Alpujarra almeriense), que no tenían caminos vecinales, hasta tal punto que esa zona de las sierras no conocían ni los carros. Los mineros tenían que andar entre dos y tres horas por senderos que ellos mismos habían formado por pasar todos los días por el mismo sitio. Estos senderos eran tan estrechos que por un simple resbalón se podía uno jugar la vida. Por esos caminos se llegaba al trabajo, pagado con tres pesetas y catorce reales de jornal.

También en los pueblos se sufría la carestía de la vida que se padecía en las ciudades, aludiendo a que había visto cómo en algunos lugares los huevos se vendían a 40 céntimos la unidad.

La situación de las viviendas era lamentable. El pavimento se componía de losas de piedra mal asentadas, y las paredes solamente eran blanqueadas cuando se levantaban. Los techos se construían con cañas cubiertas con un barro, pero que dejaba muchos huecos por donde se colaba el viento. Carrillo afirmaba que si no fuera por la limpieza que se observaba estas viviendas podían pasar por cuadras.

En El Rascador y Bacares no tenían agua, ni luz ni retretes, siendo este un servicio casi desconocido en muchas poblaciones. No abundaban tampoco las camas, por lo que la mayoría de la población dormía sobre tableros y sacos de paja. Así pues, los trabajadores de estos pueblos trabajaban lo que podían, comían mal y descansaban, por fin, peor.

Todos los pueblos contaban con su cacique correspondiente, que nombraba a las autoridades locales. Los Ayuntamientos no se reunían nunca, dándose el caso de que había alcaldes que ni tan siquiera sabían firmar. Tampoco había control de las cuentas municipales, con alguna excepción como en Alhama la Seca. Aludió a cómo en Bacares se habían subido los impuestos para comprar un reloj público que nunca se adquirió, desapareciendo el dinero. Lo mismo había pasado con la instalación del teléfono público, y no se habían hecho obras de distribución de agua a pesar de que las montañas de Bacares eran ricas en agua.

Carrillo insistía en su artículo en la imperiosa necesidad de que los obreros fueran a los Ayuntamientos, la Diputación Provincial y a las elecciones a Cortes para revertir toda esta situación. El problema de Almería, en su opinión, era más político que económico, en línea con la estrategia socialista.

Sobre Wenceslao Carrillo Alonso-Forjador (miembro de la Comisión Ejecutiva del PSOE, diputado por Córdoa, destacado sindicalista del sector metalúrgico de la UGT, y redactor de El Socialista, entre las principales responsabilidades que desempeñó) podemos acudir al Diccionario Biográfico del Socialismo Español, y a la obra Wenceslao Carrillo Alonso-Forjador (1889-1963), Madrid, Fundación Anastasio de Gracia-FITEL, 2010.

Por otro lado, es imprescindible acudir a la monografía de María Isabel Ruiz García, Historia del movimiento obrero y las movilizaciones sociales en Almería (1903-1923), Universidad de Almería, 2014. De la misma autora contamos, además, con El obrerismo consciente. Almería 1900-1923, Universidad de Almería, 2015. Muy reciente es el libro de Fernando Martínez López y Rafael Quiroga (ed.), El socialismo y la cuestión obrera, Fundación Sistema, 2019, que aborda la Historia de la Agrupación Socialista de Almería.

Como fuente hemos empleado el número 3391 de El Socialista de diciembre de 1919.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido