La queja socialista por la dificultad de celebración de actos civiles (1931)

Historia

Aún instaurada la República, y aprobada la Constitución de 1931, la celebración de actos civiles no era lo fluida que se esperaba, como lo demostraría la queja que los socialistas publicaron en El Socialista en diciembre de 1931. Los cambios de régimen y legales podían producirse, pero el peso del pasado, de la mentalidad religiosa era muy fuerte aún.

 

Al parecer, en la redacción del periódico obrero llegaban con regularidad quejas de militantes de pueblos de toda la geografía española sobre los problemas que se encontraban a la hora de gestionar actos civiles, como matrimonios civiles, inscripciones en el Registro de niños y sobre los entierros.

El periódico consideraba que tradicionalmente se había producido una evidente presión social, familiar y hasta patronal en el ámbito rural (el mayoritario en aquella España) para la realización de determinados actos, como el del matrimonio civil, considerado un sacrilegio por la Iglesia Católica. Pero esas dificultades históricas perduraban. El problema se agravaba porque también se presentaban complicaciones en relación con la Administración, especialmente en los Juzgados y con los jueces rurales. El tercer problema era el económico: era un acto caro para muchos españoles humildes. Esta combinación de factores, según el órgano socialista, hacía que una parte de los trabajadores se viera precisado de prescindir de sus ideales, y terminara por casarse por la vía eclesiástica.

Al parecer, una situación semejante ocurría con los otros actos civiles citados.

Por eso, el periódico hacía un llamamiento al ministro de Justicia para que se estudiase el modo de hacer viable que los trabajadores pudieran celebrar esos actos según sus deseos. Esos españoles estaban abandonados por las dificultades que se encontraban a cada paso, desde amenazas y coacciones hasta la más pura indiferencia, sin olvidar la cuestión del precio.

Hemos consultado el número 7121 de El Socialista, de 5 de diciembre de 1931). La cuestión de los entierros civiles en las primeras décadas del siglo XX ha sido estudiada en distintos artículos publicados en El Obrero, como se puede comprobar consultando la hemeroteca del periódico.

 
What do you want to do ?
New mail
Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido