Los socialistas de Carabanchel Bajo y las cuestiones económicas municipales (1930)

Historia

En la localidad madrileña de Carabanchel Bajo la Agrupación Socialista local realizó un esfuerzo en la época de la Dictablanda para denunciar la situación económica municipal que pesaba sobre una losa sobre los vecinos.

 

En este contexto destacó el mitin que organizó dicha Agrupación en el Teatro de la calle de Alejandro Sánchez a primeros de septiembre de 1930, y presidido por Luis Monzón. El gran protagonista del acto fue Gabino Castellanos Carrasco (1900-1941). Castellanos fue un albañil, miembro de la UGT y de la Agrupación Socialista de Carabanchel Bajo, que luego sería elegido concejal de dicho municipio en las elecciones de 1931. También presidió la Casa del Pueblo, para ser detenido y condenado a muerte en un consejo de guerra en septiembre de 1940. Sería fusilado en Madrid en febrero de 1941. Castellanos era un gran conocedor de la realidad económica de Carabanchel Bajo.

Explicó a los asistentes la historia de las actuaciones del Ayuntamiento de antes y durante la Dictadura que, en su opinión, fueron funestas para el pueblo, especialmente por el asunto del empréstito de dos millones y medio de pesetas, que había empeñado al vecindario sin beneficio positivo alguno. En este sentido, los socialistas de la Agrupación habían presentado un recurso de casación ante Hacienda. Castellanos aprovechó para hacer campaña. Si llegaban las elecciones municipales había que votar a quienes defendiesen a la clase trabajadora. Como sabemos, el propio orador sería elegido en el siguiente mes de abril.

Domingo Marrón fue otro de los intervinientes. Marrón fue miembro de la UGT, en la Sociedad de Profesiones y Oficios Varios de Carabanchel Bajo, de la que llegaría a ser presidente. En 1926 entraría en la Agrupación Socialista local. Marrón insistió en la cuestión de las elecciones. Los socialistas, afirmó, no iba a los comicios como los burgueses, que ofrecían “lo imposible”. Con la situación de la Hacienda municipal no se podía realizar el programa socialista. Pero, además, trató de un asunto también de fuerte calado social. Al parecer, el Ayuntamiento de Carabanchel Bajo cobraba por licencias de edificación mucho más que el de Madrid. Las familias modestas tenían que abonar 130 pesetas por plano y licencia para poder construir una casita modesta. El acto fue terminado por Luis Fernández con un calado político más general.

Hemos trabajado con el número 6730 de El Socialista de 3 de septiembre de 1930 y con el Diccionario Biográfico del Socialismo Español.

Etiquetado como :
Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido