Vicente Barrio y los desahucios en Copenhague (1910)

Historia

Vicente Barrio fue un destacado miembro del movimiento obrero socialista español. Un hombre que trabajó de fontanero y con un intenso protagonismo en el sindicalismo madrileño, además de ser miembro de la Agrupación Socialista de la capital. Llegó a ser vicepresidente del Comité Nacional de la UGT, sustituyendo a García Quejido como secretario en 1903 hasta 1914. Con Largo Caballero como secretario general, Barrio pasaría a la tesorería. Además, tuvo un destacado papel en el sindicalismo ferroviario. Fue concejal de Madrid y diputado provincial. En 1910 estuvo en el Congreso de Copenhague de la Segunda Internacional.

 

Remitió a Vida Socialista una nota sobre su experiencia en Dinamarca, como el resto de los asistentes que representaron al PSOE en el Congreso de la Segunda Internacional, que tenía que ver con el procedimiento de los desahucios en la capital danesa, que al sindicalista español le interesó mucho, y que compartimos en esta sección en la presente nota.

Barrio informaba que en Dinamarca existía la ley del desahucio como en España, pero era distinta. Cuando un casero quería echar a un inquilino por falta pago, si era porque no tenía dinero, era deber del casero avisar a la Municipalidad, que debía encargase de recoger a la familia y los muebles del desahuciado. Las familias eran instaladas en una denominada “Casa grande”, propiedad del Ayuntamiento, y en la cual podían permanecer unos quince días, atendiendo dicha Municipalidad con los gastos que se ocasionasen y con la manutención.

Si pasado el mencionado plazo el cabeza de familia no había podido encontrar casa ni trabajo, la familia podía continuar otras dos o tres semanas. Si al finalizar el segundo plazo la familia continuaba de la misma forma, algo que era difícil, según nos informaba, la Municipalidad se encarga de pagar la habitación de los indigentes durante dos meses. Barrio preguntó al compañero socialista danés que le había mostrado este procedimiento si no se prestaba a abusos, provocando el asombro de éste porque eso parecía imposible en Dinamarca.

Hemos trabajado con el número del 11 de septiembre de 1910 de Vida Socialista.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido