Algunas notas sobre Chateaubriand

Publicado en Historia

En un artículo de El Obrero sobre los teóricos de conservadurismo en la época de la Restauración aludimos al final a Chateaubriand, afirmando que tanto él como Lammenaisse alimentaron de algunas ideas de la Restauración en sus formulaciones, pero iban más allá, ya que el primero terminó más vinculado hacia el liberalismo y el segundo estaría en la creación del catolicismo social, por lo que conviene estudiarlos aparte. Hoy nos ponemos con el primero.

Leer más..

La Dictadura de 1874

Publicado en Historia

El régimen político que duró casi todo el año 1874 en España, conocido como la Dictadura de Serrano, fue en la práctica un paréntesis entre la Primera República y la Restauración borbónica, recogiendo parte de la deriva conservadora del final de la Primera, y que había protagonizado Castelar. Pero, ¿pudo haber durado más tiempo y, por tanto no ser un ínterin? 

Leer más..

Turnismo

Publicado en Historia

El turno de partidos se inspiraba en uno de los pilares básicos del sistema canovista de la Restauración: el bipartidismo. Los dos partidos dinásticos –conservadores y liberales- no estaban tan alejados como se puede pensar a primera vista, aunque los liberales eran más tolerantes hacia la oposición real al sistema como republicanos y obreros, aprobaron la ley de asociaciones, el sufragio universal, y la ley del jurado frente a los conservadores más preocupados de mantener el orden y restringir los derechos. Pero ambos aceptaban el juego político trucado para el turno pacífico en el poder. El turnismo no fue un fenómeno exclusivamente español, ya que se dio en otros lugares de Europa: destra y sinistra en Italia y el rotativismo portugués que, en realidad, fue anterior al modelo español.

Leer más..

El reformismo español en la crisis de la Restauración

Publicado en Historia

El Partido Republicano Reformista nació en abril del año 1912 en un banquete-homenaje a Melquíades Álvarez, la figura fundamental de esta formación política. El político asturiano pronunció un discurso donde expuso sus objetivos, consistentes en reorganizar a los republicanos históricos que coincidían con él y con Gumersindo de Azcárate, y que la formación tendría vocación de gobierno y sería reformista. Al año siguiente, Álvarez dio un importante discurso político en el madrileño Hotel Palace, en el que defendió la necesidad de que se emprendiese una profunda reforma constitucional para democratizar realente el sistema político. En esos momentos ya era evidente la crisis del turnismo entre los dos partidos dinásticos, el conservador y el liberal, formaciones que, además estaban profundamente divididas internamente en facciones que seguían a distintos líderes. Los intentos de regenerar el sistema desde dentro estaban demostrando un evidente fracaso. Por otra parte, el sistema caciquil electoral estaba haciendo ya aguas, aunque se resistía a morir.

Leer más..

La política exterior de España en el último cuarto del siglo XIX

Publicado en Historia

Desde el establecimiento del Estado Liberal en el reinado de Isabel II hasta la crisis del 98 la política exterior no fue una prioridad para los Gobiernos españoles, como tampoco lo fue durante mucho tiempo para la historiografía clásica, hasta que Salom Costa y, sobre todo, Jover Zamora abordaron la cuestión ya hace unas cuantas décadas.

Leer más..

Manuel Cordero contra la Restauración y el conde de Romanones

Publicado en Historia

El conde de Romanones publicó en el año 1924, en tiempos de la Dictadura de Primo de Rivera, un libro titulado, Las responsabilidades del Antiguo Régimen (1875-1923), en el que defendió la Restauración con todas las reformas introducidas en España. Romanones estudiaba el sistema constitucional finiquitado por la solución autoritaria puesta en marcha a partir del golpe de Miguel Primo de Rivera, lo que le valió intensas críticas por parte de los defensores de la Dictadura en varios folletos y obras, en los que se argumentaba que el progreso del país se había hecho a pesar de la vieja política liberal. Pero estos textos, muy cercanos al poder, además, criticaban todo el edificio del sistema político de la Restauración: desde la existencia de una Monarquía con poderes limitados hasta el establecimiento del sufragio universal, y la existencia de un sistema liberal parlamentario bicameral. La solución para España pasaba por una Monarquía con más poderes, y por un parlamento corporativo, como “las antiguas Cortes”. El libro se publicó en el momento en el que se planteaba un interrogante sobre el futuro de la Dictadura, una vez que parecía agotado el Directorio Militar, y cuando se entabló una discusión en la que sectores intelectuales de la derecha estaban apostando por una clara ofensiva autoritaria. En este sentido, el diario ABC abordó en sus páginas este debate, destacando la postura de Vázquez de Mella, completamente contraria a todo lo que recordara liberalismo. Y aquí, por su parte, Romanones sería protagonista por todo lo contrario, por su defensa de la Constitución de 1876.

Leer más..
Suscribirse a este RSS
Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido