Fenner Brockway en el primero de mayo de 1920

Historia

“Si no tuviéramos la esperanza del Socialismo, ¡qué tristes estaríamos hoy!”

 

Rescatamos un texto de Archibald Fenner Brockway para el primero de mayo de 1920, ahora hace cien años, escrito en Londres, y que El Socialista tradujo y publicó en su número extraordinario de aquel día:

“Si no tuviéramos la esperanza del Socialismo, ¡qué tristes estaríamos hoy! Millones de niños, mujeres y hombres carecen del alimento que necesitan. La guerra, con su terrible legado de muerte, ha pasado; pero el mal espíritu de la guerra persiste. Parece que las naciones de Europa no han aprendido nada, ya que todavía siguen armándose las unas contra las otras, disputando sobre cuestiones territoriales y querellándose por la posesión de nuevos mercados. En Asia, vemos la perspectiva de nuevas guerras en el poder militar de la autocracia japonesa y en el conflicto de intereses económicos en China. En África, vemos la militarización de la raza negra, gracias a las leyes francesas relativas a la conscripción. En América, vemos cómo el Parlamento capitalista pone fuera de la ley al movimiento socialista y cómo se deporta a centenares de comunistas. En la Gran Bretaña, el imperialismo triunfante aplasta a los pueblos de Irlanda, India y Egipto, valiéndose de la cruel fuerza de las armas. ¿Cómo se puede vivir feliz en un mundo parecido? Pero, mirad: ha surgido un rayo de luz en una parte de la tierra, en Rusia. A pesar de todo lo que hay que lamentar en la revolución y en el régimen bolchevista, creo firmemente que la historia futura declarará que ha sido el más grande acontecimiento de toda la cristiandad. ¡Cómo que es el principio de la República Socialista Universal! Y en todos los países del mundo, el mismo movimiento crece y cobra fuerza. Hemos dejado de ser una insignificante minoría. Somos ya una poderosa muchedumbre, en cuyas manos se hallan los destinos de la Humanidad. Estoy seguro de que hemos entrado en una gran época: la época del Socialismo. ¡Alégrense nuestros corazones¡ ¡Inunde nuestros ojos la luz de la esperanza! Que en todas partes resuenan ya los valientes ecos de nuestra briosa marcha: ¡La Internacional!”

Archibald Fenner Brockway, Redactor jefe de “The Labour Leader”, Londres, 23 de abril de 1920.

Archibald Fenner Brockway (1888-1988) fue un personaje dedicado en su larguísima vida a diversas causas. En 1907 ingresó en el Partido Laborista Independiente, y se vinculó también a la Sociedad Fabiana. Se significó por el pacifismo en la Gran Guerra, especialmente desde las páginas de Líder Laborista. Su intenso compromiso en esta causa provocó que fuera perseguido por la justicia en distintas ocasiones. Puede ser considerado uno de los principales protagonistas de la objeción de conciencia. Después de la guerra abrazó la causa de la independencia de la India. Sería diputado en los Comunes con el laborismo en los años veinte.

Defendió a la República en la Guerra Civil, apoyando el reclutamiento de voluntarios para luchar en España. Aunque su pacifismo no le impidió apoyar la participación de su país en la Segunda Guerra Mundial, siguió siendo un líder claro de la objeción de conciencia. Después del conflicto regresaría al seno del laborismo, y luchó por la descolonización, contra la discriminación racial y contra las armas nucleares. También escribió muchos libros. Sin lugar a dudas, estaríamos hablando de un personaje singular, cuyo legado pervive en el Reino Unido.

En El Socialista publicó, traducidos, varios artículos. El periódico obrero español consideraba a Fenner su corresponsal en los inicios de la década de los años veinte, como así aparece en la columna del texto.

Dicho artículo se puede consultar en el número 3501-Extraordinario de El Socialista.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido