Los comedores sociales en Madrid en 1933

Historia

La asistencia social municipal madrileña mejoró sustancialmente en tiempos de la Segunda República al aumentarse el presupuesto destinado a este cometido. En esta tarea tuvo un especial protagonismo el socialista Rafael Henche de la Plata, panadero de profesión, y que tuvo un especial protagonismo en el Ayuntamiento de Madrid desde 1931, con los vaivenes propios de la Revolución de octubre de 1934, hasta el mismo final de la Guerra Civil. En este sentido, es importante destacar que desde un profunda vocación municipal los socialistas siempre impulsaron políticas de atención social desde el primer momento que entraron en los Consistorios en el tránsito del siglo XIX al XX.

 

En este artículo nos centraremos en los comedores sociales. El primer servicio comenzó en el Comedor del Rosario, para luego extenderse al Comedor de Santa Engracia, y en el denominado Refugio de Noche. Tenían derecho a servirse de los comedores aquellos trabajadores sin trabajo que lo solicitasen y demostrasen su situación. No olvidemos el problema del paro en ese momento, un asunto en el que no se repara excesivamente cuando se explica el devenir y crisis de la República.

En cinco días a la semana se repartían cocidos madrileños compuestos de sopa, garbanzos, verdura, patata, carne y tocino. Los otros días a la semana se servían menús compuestos por un plato de judías blancas o pintas con tocino, y otro plato de pescado fresco o en conserva.

Estos comedores distribuían siete mil raciones diarias. De esas siete mil raciones, mil doscientas se servían en los propios comedores a personas solas o familias enteras, y el resto eran para llevarse a casa. Cada ración iba acompañada de un kilo de pan candeal. Entre enero y mayo de 1933 se habían servido un total de 937.063 raciones, es decir, no muy lejos del millón, lo que nos permite comprobar la magnitud del problema social en la capital de España en ese momento.

En el momento del análisis de la asistencia que se prestaba, realizado desde las páginas de El Socialista (junio de 1933), iba a producirse una novedad en la gestión de las ayudas, con la introducción de una tarjeta de pago, cuyo coste era de 0’75 pesetas para comer un día. Esas tarjetas suponían un experimento que quería poner en marcha el Ayuntamiento, y estaban destinadas para ser adquiridas por entidades, autoridades y particulares para gentes necesitadas, y así poder colaborar con el Ayuntamiento en su labor social.

Por su parte, se había puesto en marcha el Refugio Nocturno, que funcionaba en el edificio de la calle del Rosario, con departamentos para hombres, mujeres y niños. Al parecer, llegaban a dormir más de novecientas personas, teniendo que bañarse y desinfectarse. Por las mañanas desayunaban en los comedores. En los primeros cinco meses de 1933 se habían servido 128.108 desayunos.

Hemos consultado el número 7589 de El Socialista. Sobre Rafael Henche de la Plata podemos acudir al Diccionario Biográfico del Socialismo Español, y a un artículo de este autor publicado en El Socialista, de marzo de 2017.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido