La visita de Pablo Iglesias a Lleida y la organización obrera (1912)

Historia

A finales de diciembre de 1912 Pablo Iglesias se encontraba en Lleida, atendiendo a una invitación que le había formulado la Juventud Republicana de la ciudad para que diera una conferencia en su Círculo. En este sentido, debemos recordar que nos encontramos en los tiempos de la Conjunción Republicano-Socialista. Dicho acto tuvo lugar el día 28. Iglesias trató uno de sus temas favoritos, es decir, sobre la importancia de la organización obrera en España.

 

Su charla comenzó con un repaso de las distintas organizaciones obreras existentes en España, terminando por centrarse en las socialistas.

Iglesias quiso dejar claro que la organización obrera no sólo servía para la educación de los obreros, sino también para el progreso industrial, y añadiríamos, del propio país, en una suerte distinta de patriotismo, ya que habían denunciado y denunciaban las guerras coloniales, desde la que tuvo lugar con los Estados Unidos hasta la de Marruecos, campañas emprendidas porque se defendía que eran en interés de todo el país. Los obreros socialistas y los que se encontraban en otras organizaciones que peleaban contra la patronal se alzaban contra la guerra y eran la mayor garantía para la paz.

Las organizaciones obreras, además, serían las que acabarían con el caciquismo y obligarían a los “políticos burgueses” a dedicarse a los intereses y asuntos generales y no a sus cuestiones particulares, en alusión, tanto al pilar del sistema de la Restauración, como a la crisis de los partidos dinásticos, enfrascados en querellas internas interminables.

Iglesias consideró que las personas progresistas debían ver con satisfacción el desarrollo de las organizaciones obreras.

El líder socialista mantuvo, después de la conferencia, una entrevista con socialistas de Lleida y con los directivos de las Sociedades Obreras sobre las formas de fortalecer la organización obrera.

Al día siguiente impartió otra conferencia destinada a trabajadores de distintos oficios sobre la misma cuestión de la organización obrera, pero ya con consejos y premisas concretas, insistiendo en la necesidad de instruirse y dedicar todos los esfuerzos en la formación y consolidación de sus organizaciones.

Hemos consultado el número 1396 de El Socialista.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido