Caseros, alquileres y abusos en Francia en 1920

Historia

Al parecer, en la Francia de la posguerra mundial la cuestión de la vivienda, en relación con los alquileres, generó bastantes conflictos. En París el problema era más agudo porque desde 1914 hasta 1920 la población había aumentado en unas 600.000 personas, y no se estaba construyendo.

 

Pero el problema fundamental estaba en los alquileres, en la subida de los mismos, que presionaba sobre una población que estaba sufriendo la intensa crisis del momento. En este sentido, el periódico obrero socialista español, que siempre se hizo eco de los problemas de vivienda en España, y especialmente en Madrid (en El Obrero hemos publicado algunos trabajos, al respecto), comenzó también a informar sobre lo que ocurría fuera del país. En una nota de febrero de 1920, con el significativo título de “Caseros a la cárcel. Un ejemplo que debería imitarse en España”, se informaba de lo que estaba pasando en el país vecino y en cómo estaba actuando la justicia para combatir los abusos.

El periódico informaba que los tribunales franceses continuaban aplicando de forma severa la ley a los propietarios “codiciosos” que pretendían obtener rendimientos excesivos de sus fincas. Los casos que se apuntaban nos ofrecen una valiosa información, a nuestro juicio, de lo que estaba ocurriendo. El Tribunal Correccional de Marsella había condenado a diez meses de prisión y 6.000 francos de multa a una dueña de un inmueble, que había aumentado exageradamente el alquiler de un cuarto. Ese mismo tribunal marsellés había condenado, por su parte, a otros diez meses de prisión y 8.000 francos de multa a un tal Salvatory Anselme, y a seis meses de prisión, con indemnización, y a 5.000 francos de multa a una prima de éste, la viuda Riboulet, ambos propietarios de una casa en donde elevaron a 120 francos el alquiler de un cuarto que antes de la guerra había sido alquilado por 18 francos. El periódico socialista explicaba que la campaña arreciaba, especialmente, en la capital francesa, porque se estaban multiplicando las denuncias que recibían las autoridades de los abusos que se estaban cometiendo.

Hemos visto el número 3.433 de El Socialista, del 12 de febrero de 1920. Sobre la cuestión histórica de los alquileres podemos acudir a la sección de Hemeroteca de El Obrero.

Etiquetado como :
Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido