El cooperativismo en Belmez en las primeras décadas del siglo XX

Historia

En este artículo queremos reseñar la historia del cooperativismo en la localidad cordobesa de Belmez en las primeras décadas del siglo XX.

 

En 1902, un grupo de trabajadores manuales constituyeron una Sociedad Obrera. Dos años después, con el dinero recaudado entre sus miembros, los miembros de la Sociedad decidieron hacer algo práctico en favor de los trabajadores de Belmez, decidiéndose por el cooperativismo y el mutualismo. Y de ese deseo nació en 1904 la Cooperativa de Consumo “La Unión Belmezana”.

Los fundadores no contaban con muchos conocimientos sobre cooperativismo, pero sí con entusiasmo y ganas de trabajar, a pesar de los obstáculos que se presentaron y las burlas y críticas que recibieron. Ese interés hizo que abrieran una pequeña tienda en la localidad, que terminó por prosperar.

Hacia 1929 la Cooperativa contaba con un local en propiedad de un valor de unas 75.000 pesetas. Pero, además, se adquirió la casa medianera para emplearla para almacenes, y que tenía un valor de 20.000 pesetas. La Cooperativa había puesto en marcha tiendas de comestibles, paquetería, zapatería, sombreros y tejidos. La Cooperativa también creó una fábrica de pan, con una elaboración diaria de 1.200 kilos de harina. En su tiempo también se hacía la matanza del cerdo para su consumo.

La Cooperativa ponía bajos precios, y ofrecía calidad y un peso exacto. El kilo de pan en 1929 era cinco céntimos más barato que el de los otros establecimientos.

La Cooperativa vendía al año por un valor de 650.000 pesetas.

Pero, además, la Cooperativa contaba con servicios de una Mutualidad para sus socios, que en 1929 eran 800. Así pues, en caso de enfermedad tenían derecho a la asistencia médica y a una peseta diaria. En caso de defunción la viuda o herederos recibían el 60% de todos sus ingresos por cuotas, a razón de 1’50 pesetas mensuales, más 25 céntimos por asociado. Pero la Cooperativa no solamente atendía a sus socios, también tuvo una dimensión solidaria. En 1920 y 1921 apoyó a los trabajadores de varios pueblos de la zona para que implantaran el cooperativismo en los mismos, mandando dependientes y repartiendo 90.000 pesetas en calidad de crédito. Algunas de esas cooperativas se coronaron con el éxito, pero no todas.

La Cooperativa estaba trabajando en 1929 por introducir entre sus prestaciones la ayuda por paro.

Hemos contado con los números 6334 y 6335 de El Socialista, del mes de mayo de 1929. Podemos consultar el trabajo de Antonio Daza Sánchez, “Anotaciones sobre la cuenca carbonífera de Belmez (Córdoba)”, (en la red), donde habla de la creación de esta Cooperativa, y a la que solamente podían pertenecer trabajadores, “dando derecho a médico y a escuela”. También nos cuenta en su documentado trabajo que en 1910 el alcalde y la Cooperativa solicitaron al Ministerio de Fomento la creación de una Escuela Técnica de Minas.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido