La creación de la Sociedad de Oficios Varios de la UGT en Cuéllar (1930)

Historia

En el mes de junio de 1930 se constituyó la Sociedad de Oficios Varios de la UGT de Cuéllar en un acto celebrado el domingo día 8 de ese mes en un acto celebrado en el salón de actos de la Sociedad de Socorros Mutuos de esta localidad segoviana.

El acto fue presidido por Mario Borbolla. Uno de los principales oradores del acto fue Vicente González, presidente de la Agrupación Socialista de Segovia, que defendió la creación de esta Sociedad para ir aminorando la explotación que sufrían los trabajadores en Cuéllar. Aprovechó para avisar a los comerciantes para que no se opusieran a las mejoras de los obreros porque, indirectamente, era una manera de que mejorase el comercio, al aumentar el poder adquisitivo de la clase trabajadora. Pero, además, la nueva Sociedad tenía una misión clara, y que tenía que ver con el cumplimiento de la legislación laboral (“social”).

Desde Madrid acudió a la constitución de la Sociedad Fermín Blázquez Nieto, destacado sindicalista de la UGT y miembro muy activo del PSOE que, entre 1928 y 1932 fue vocal por Castilla la Nueva en la Comisión Ejecutiva del Partido, y que sería elegido diputado por Toledo en las Constituyentes. Blázquez disertaría, siempre en la línea pedagógica del sindicalismo y el socialismo españoles, sobre las ventajas de la organización obrera que, en ese momento, consideraba indispensable no solamente para la mejora económica y moral de los trabajadores, sino como un factor de progreso. Acto seguido, explicó la estrategia y la orientación que tenían las organizaciones de clase, es decir, la UGT y el PSOE, insistiendo en las razones por las que ambas defendían el intervencionismo para conseguir más derechos económicos y políticos para los trabajadores.

Blázquez explicó la importancia de la legislación social, señalando los avances que suponían las leyes de accidentes laborales, retiro obrero, jornada de ocho horas, y los Comités Paritarios. En ese momento, también aprovechó para rebatir a quienes criticaban a los socialistas. No olvidemos que los socialistas habían decidido aprovechar las puertas abiertas por Primo de Rivera en materia de organización corporativa (Comités Paritarios) para participar con el fin de arrancar mejoras salariales y laborales en favor los trabajadores, frente a la postura anarcosindicalista que, por otro lado, fue duramente reprimida.

El acto terminó con el anuncio del presidente de que era el momento de inscribirse en la Sociedad. La cuota de inscripción se situó en una peseta para poder afrontar los primeros gastos.

Hemos consultado el número 6658 de El Socialista. También hemos trabajado con el Diccionario Biográfico del Socialismo Español. Sobre la UGT de Castilla existe una documentada monografía de Manuel Rendero San Román (ed.), La Unión General de Trabajadores en Castilla y León (1888-1998). Historia de un compromiso social, Salamanca (2004). Interesa, especialmente, la parte escrita por José Luis Martín Celada, que abarca el período de 1910-1930, págs. 99 y ss.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido