La defensa de una política cultural exterior por parte de Fernando de los Ríos en 1920

Historia

Fernando de los Ríos pronunció un discurso en las Cortes en marzo de 1920 sobre la misión de España en el mundo en el que, además de tratar de cuestiones relativas a la Sociedad de Naciones, Rusia o la política comercial, habló de la dimensión cultural de la política exterior española que repasamos en este artículo, constituyendo un claro ejemplo de un aspecto que hoy es fundamental en la acción exterior de todos los países, incluyendo a España.

 

El discurso, representando a la minoría socialista, tenía que ver con el presupuesto asignado al Ministerio de Estado, pero Fernando de los Ríos se quejaba que en el informe presentado no se trataba de la orientación política, haciéndose necesario un “informe que pudiera satisfacer lo que las cifras no pueden decir”.

En el presupuesto del Ministerio de Estado no había una orientación relativa a la cultura. La partida catorce hablaba de que para servicios y subvenciones a escuelas, etc.. se asignaban 120.000 pesetas. Pues bien, el gobierno francés solamente para dos escuelas en Tánger presupuestaba 320.000 francos. España, en contraposición, no satisfacía el fin cultural.

Así pues, el político socialista consideraba que existía un problema en política internacional en cultura en la cuenca oriental del Mediterráneo donde los sefarditas requerían constantemente a España para que emprendiese una acción cultural. También había que satisfacer una demanda cultural en Norteamérica, aludiendo a que solamente en New York había 25.000 estudiantes en centros oficiales estudiando español, superando al número de estudiantes de francés. Pero el Estado español no hacía nada al respecto en contraposición a otros Estados, especialmente, y de nuevo, Francia.

Fernando de los Ríos puede ser considerado, junto con el Partido Socialista, elementos fundamentales de la defensa de una política exterior que atendiese a la cultura, especialmente en relación con el fomento de la lengua castellana.

Hemos consultado el número 3459 del 13 de marzo de 1920 de El Socialista.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido