El tifus en Madrid en 1899 y su lectura social por parte de los socialistas

Historia

En el inicio del otoño de 1899 Madrid padeció una epidemia de fiebres tifoideas. La conocida sección de “La Semana Burguesa” de El Socialista se hizo eco de este hecho planteando ácidas críticas sobre el problema, en el mes de septiembre, aunque no tanto sobre las medidas tomadas, sino porque planteaban las causas del problema, y que desde la perspectiva del movimiento obrero no eran otras que la falta de higiene y la miseria.

 

En primer lugar, hubo una amenaza de peste bubónica procedente de Portugal. El periódico obrero informó que el ministro de la Gobernación y el director de Sanidad habían adoptado medidas para evitar esta epidemia, acordonando la frontera con el país vecino, adquirido estufas de desinfección y colocando a “amigos y paniaguados”. Pero, y este será el argumento fundamental de la crítica sobre las epidemias por parte del periódico socialista, nada se había hecho por mejorar la condición de las gentes que vivían en la miseria ni sanear las ciudades donde imperaba la falta de higiene.

Avanzando septiembre se informó que el país se había visto, al final, libre de la peste, pero en Madrid se había desarrollado una epidemia de “fiebre tifoidea”, cuyos principales focos se concentraban en los barrios obreros, que carecían de higiene. El periódico informaba que las autoridades habían prometido ponerse a la labor de atacar el problema, y lo harían, según los socialistas porque era el momento de la vuelta de las vacaciones de los “ricos”, y había que evitar los contagios, es decir, siempre se hacía una lectura de tipo social en relación con las epidemias por parte de los socialistas.

Más adelante se hizo una crítica a los informes médicos que se habían elaborado. Mientras había uno que afirmaba que el agua de los antiguos viajes de la ciudad tenía el bacilo, otros opinaban que procedía del agua de Lozoya, es decir, del Canal de Isabel II. En vista de eso, la sección de “La Semana Burguesa” opinaba, de forma sarcástica, que los próximos informes oficiales se publicasen con música de “Chueca y Valverde”, con el fin de que los ciegos los cantasen por las plazuelas.

Hemos trabajado con los números de El Socialista del mes de septiembre de 1899.

 
What do you want to do ?
New mail
Etiquetado como :
Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido