Un precedente por una ceremonia civil: el caso de Oviedo en 1902

Historia

El 19 de octubre de 1836 es una fecha importante en la historia de Oviedo. Ese día una columna carlista al mando de Pablo Sanz y Baeza entró en la ciudad. Se desataron duros enfrentamientos, y hubo destacados defensores de la ciudad que perdieron la vida, aunque los carlistas fueron vencidos. En recuerdo de este hecho se inscribió en el escudo de la ciudad el título de “Benemérita”, además de que se homenajeó a los defensores con un banquete, y que, al parecer, terminaría por repetirse cada año.

 

Pues bien, además, en la ciudad cada año se celebraban unos funerales para recordar a los muertos en dicho combate. En el año 1902, el concejal y destacado líder socialista, Manuel Vigil Montoto (1870-1961), que había sido elegido concejal el año anterior, planteó una alternativa para recordar esta efeméride que, en estos tiempos nos puede servir como un ejemplo de precedente, ya que en vez de una función religiosa propuso que se organizase una ceremonia de tipo cívico por parte del Ayuntamiento. Desgraciadamente, no sabemos en qué consistiría esta celebración, una información, sin lugar a dudas, muy valiosa. La propuesta del edil socialista fue puesta a votación y solamente obtuvo un voto a favor, precisamente el suyo.

La noticia, publicada en El Socialista, explicaba que el resto de concejales votó en contra, haciendo hincapié en que incluso lo habían hecho los republicanos.

La noticia se puede consultar en El Socialista, número 870 de 7 de noviembre de 1902.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido