Los socialistas canarios y el Sahara en la crisis de 1975

Historia

En la crisis final del franquismo la cuestión del Sahara ocupó un evidente protagonismo en nuestro país y en las fuerzas de oposición al franquismo. En ese momento crucial tanto para la historia española como para la saharaui los socialistas canarios expresaron de nuevo su opinión sobre el futuro de la que hasta entonces había sido colonia española, y que tenía que ver, tanto con la posición en la que podían quedar las Islas Canarias, como con la de los propios saharauis, consideradas, como veremos, víctimas de un nuevo colonialismo. La crítica era intensa al franquismo, pero también hacia el régimen marroquí.

 

Las Federaciones Socialistas Canarias consideraron que la situación en la que se encontraba el Sahara español podía originar a corto plazo graves problemas de todo tipo al Archipiélago, según fuese la evolución del proceso descolonizador.

Los socialistas canarios consideraban que la política franquista era temerosa e incapaz de enfrentarse contra la actitud, considerada provocativa, de la monarquía marroquí, y estaba dispuesta a eludir todo tipo de responsabilidades ante la ONU. En la actitud negociadora del gobierno franquista se escondía una actitud egoísta y de desprecio que nunca había respetado los intereses manifestados por el pueblo, y que había concentrado siempre sus esfuerzos en la máxima explotación de los recursos económicos del territorio. Pero, por otro lado, se sometía a los intereses estratégicos del imperialismo norteamericano sin considerar la situación en la se dejaba a las Canarias en un área fronteriza con un país con un afán expansionista sin límites.

La postura abandonista del gobierno dejaba, además, a la población saharaui en una nueva situación colonial, eso sí bajo el dominio de otro país. De nuevo se conculcaba el principio de la libre autodeterminación de los pueblos y se creaban condiciones para intensificar las tensiones en esa zona del Atlántico.

Los socialistas apoyaban la autodeterminación del pueblo saharaui sin la intervención de otros países, un principio ya adoptado, y que en esos momentos en los que el franquismo iba a prestar su asentimiento y colaboración a una nueva explotación del pueblo saharaui, se quería remarcar. El objetivo era apoyar y solidarizarse con dicho pueblo y con las organizaciones políticas que luchaban por alcanzar la libre determinación y soberanía de su país.

La Comisión Ejecutiva del PSOE apoyó la declaración realizada por las Federaciones Socialistas Canarias, publicándola en El Socialista del primero de noviembre de 1975.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido