El compromiso

Política

En tiempos de crisis del concepto de vocación política creemos que debe reivindicarse desde la revalorización de la idea del compromiso. ¿Por qué dedicar parte de tu vida a participar, en alguna medida, en los asuntos públicos? Esta pregunta tiene muchas respuestas y algunas han contribuido a desprestigiar el ejercicio de la política en nuestro país. No vamos a analizar las respuestas espurias, las que se esconden en el interés individual, las que anteponen la ambición personal al bien colectivo, sin olvidar que la ambición subordinada a ese bien superior es muy legítima, ni la de aquellos que quieren salvarse apuntándose a última hora a otro carro después de haber ido viajando por distintas formaciones.

 

La respuesta que algunos tenemos en mente tiene que ver con lo que decíamos al principio, con el compromiso. Pero, ¿qué compromiso? Creemos en el compromiso con el presente, mirando al futuro, pero reflexionando sobre las experiencias del pasado desde posicionamientos de izquierda, de progresismo, de combinación de las libertades con la igualdad, reivindicando la fraternidad.

Algunos, como el que les castiga desde El Obrero cada día con tantos artículos de historia, solamente ha encontrado un lugar donde trabajar por estas causas, pensando en esos tres tiempos: presente, futuro y pasado. Y es espacio está habitado por el universo del progresismo, de la izquierda no antisistema, sino la de la vocación política, pero también porque se siente en deuda con tantos y tantas que tanto hicieron, en ese mismo universo, en circunstancias históricas infinitamente más adversas, y porque nunca nos hemos conformado con el presente, pensando en los que vendrán después. Porque creemos en el poder transformador de la política, porque sabemos del pasado del que se partía, por lo que vimos, escuchamos y estudiamos, y por un presente lleno de grandezas y miserias. El compromiso exige tiempo, esfuerzo y dedicación, pero compensa siempre.

El compromiso es una opción contra la pasividad, el egoísmo personal y la apatía. El compromiso es servicio hacia lo público, hacia lo que es de todos y todas.

El 4 de mayo ejerceremos ese compromiso en las urnas por un Madrid distinto, en la esperanza y el convencimiento de que las izquierdas se entenderán.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido