Isidro Escandell por los trabajadores valencianos en el verano de 1923

Historia

Al periodista valenciano Isidro Escandell nos hemos acercado en distintas ocasiones en El Obrero, pero siempre en su faceta intelectual. Pero también desarrolló una intensa actividad política, llegando hasta las Cortes. En este breve apunte veremos un caso concreto de esa tarea en el verano de 1923.

 

Debemos recordar que llegó a ser presidente de la Agrupación Socialista de Valencia en 1922, y al año siguiente fue elegido diputado provincial por el distrito de Alcira-Alburquerque, todo un hito histórico en Valencia, porque fue la primera vez que un socialista era elegido diputado provincial, además de que era muy joven, ya que Escandell había nacido en 1895.

Pues bien, nada más ser elegido diputado provincial se puso manos a la obra en favor de los trabajadores. Visitó al gobernador civil -Cabello Lapiedra- para solicitar que hiciera cumplir al alcalde de Benigànim la disposición legal que establecía la jornada diurna en la panadería, porque el edil, al parecer, eludía su responsabilidad en la localidad. Escandell consiguió que el gobernador diera las instrucciones oportunas para que en Benigàmin no se trabajase de noche en el ramo de la panadería, y prometió que obligaría al alcalde con todo el rigor, si fuera preciso, a cumplir la legislación en vigor.

El Socialista, en aras del sentido pedagógico defendido siempre en la publicación, quería mostrar a los trabajadores valencianos que ya había comenzado a tener sus efectos el triunfo electoral socialista, y que le constaba que Escandell estaba dispuesto a ser un “fiscal constante y decidido”. Hemos consultado el número 4491 de 2 de julio de 1923 de El Socialista. También podemos acercarnos a la hemeroteca de El Obrero y al Diccionario Biográfico del Socialismo Español para profundizar sobre nuestro protagonista.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido