La defensa de Manuel Cordero del sindicalismo a base múltiple entre los obreros panaderos (1928)

Historia

Continuamos nuestra labor de investigación sobre la implantación del sindicalismo a base múltiple en España.

 

En el contexto de adopción de esta nueva etapa del sindicalismo en el nivel de las Federaciones de UGT, Manuel Cordero, fundamental sindicalista en las Artes Blancas Alimenticias, defendió esta fórmula, y como prueba estaría la conferencia que impartió en la Casa del Pueblo de Madrid en mayo de 1928 ante los trabajadores panaderos, antes de que se produjese un Congreso de la Federación de Artes Blancas Alimenticias donde se iba a discutir, precisamente, el reglamento a base múltiple, y que había sido aprobado en el Congreso del año 1919, aunque no se llegó a implantar. Cordero achacaba este suceso a “motivos pasionales, que han entretenido estérilmente la atención de las profesiones, haciéndoles perder el tiempo”.

Cordero creía que a medida que la organización obrera iba realizando su labor emancipadora, debían renovarse y perfeccionarse los organismos obreros para responder a las necesidades de la lucha moderna. Así pues, se trataba de evolucionar y adoptar un modelo sindical más amplio.

La conferencia tenía una clara dimensión pedagógica, ya que se dedicó a explicar la finalidad de los subsidios que se establecían en el reglamento para atender, además del sostenimiento de los trabajadores en las huelgas, como habían hecho tradicionalmente las cajas de resistencia, el paro forzoso, las enfermedades y la vejez. Cordero defendía, claramente, la misión social del sindicato para con sus afiliados en las contingencias que se les presentasen. Esa labor, además, permitía ligar más al miembro del Sindicato con el mismo, estimulando su compromiso, un argumento siempre utilizado por los defensores de la base múltiple.

Pero los beneficios de este sistema solamente se podían conseguir por la cotización de los afiliados, asunto fundamental a la hora de adoptar el cambio.

Hemos trabajado con el número 6021 de El Socialista del 26 de mayo de 1928. Además de nuestras aportaciones en El Obrero sobre la base múltiple, nos parece fundamental para entender esta cuestión es el trabajo de Santiago González Gómez, “La UGT en los comienzos del siglo XX”, en Investigaciones históricas: Época moderna y contemporánea, n.º 10, 1990, págs. 71-90, y que podemos consultar en la red. También podemos acudir al trabajo de Santiago Castillo, Un sindicalismo consciente. 1873-1914, primer tomo de la Historia de la UGT, Madrid, 2008. También hemos trabajado con la voz “Base Múltiple”, escrita por Josep Lluís Martín i Ramos, en el Diccionario Temático de la Enciclopedia de Historia de España, dirigida por Miguel Artola, Madrid, 1991.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido