El socialismo y el sindicalismo franceses ante la llegada de Wilson en 1918

Historia

Un aspecto poco conocido del viaje del presidente Woodrow Wilson en diciembre de 1918 a Francia para la Conferencia de París y la firma del Tratado de Versalles es la repercusión que tuvo en el movimiento obrero francés.

Wilson fue recibido por multitudes en Brest y en París. Sin lugar a dudas, este caluroso recibimiento tiene que ver con varios factores, como el de la participación norteamericana en la guerra, y que supuso un factor importante en la derrota alemana. Pero, también hay que tener en cuenta que el socialismo francés y la izquierda, en general, valoraron muy positivamente las ideas pacifistas y de cambio en las relaciones internacionales, que supusieron los famosos Catorce Puntos.

El Partido Socialista, la Confederación General del Trabajo, y otras organizaciones, destacando las feministas, acordaron celebrar una manifestación en honor del presidente norteamericano, pero el Gobierno francés, temeroso del orden, fue reacio a autorizarlo, poniendo como condición que los organizadores tuvieran el beneplácito de Wilson. Al final no se puedo realizar el acto. No sabemos las razones, pero aventuramos a que la Administración norteamericana no quería crear conflictos con el Gobierno galo.

Ante esta negativa las organizaciones políticas y sindicales mencionadas hicieron un llamamiento a la población para que se volcase en los recibimientos citados, especialmente en la capital francesa.

Así pues, multitudinario fue el recorrido que Wilson realizó por las calles de París. El periódico socialista español informaba que se vieron muchas banderas rojas y estandartes con inscripciones obreras. Se gritaron vivas al presidente, pero también a la paz y a la Internacional, y contra la guerra.

Al parecer, cuando se pasó delante de las redacciones de los periódicos reaccionarios Action Française y Le Matin, estalló una “silba formidable”, además de agitarse periódicos de izquierdas, como L’Humanité, o Le Populaire, entre otros.

Lo que sí hizo Wilson fue recibir a una delegación socialista, que le entregó un mensaje del Partido.

Los socialistas españoles consideraban que detrás de esta calurosa acogida estaba la Francia proletaria y no con los que, en la Conferencia de Paz, fueran franceses o no, mantenían una posición contraria a la libertad y el bienestar de todos los pueblos.

Los socialistas españoles aplaudían lo realizado por sus compañeros franceses.

La noticia y su interpretación se publicó en el número del viernes 20 de diciembre de 1918 de El Socialista.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido